Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
estilos

Escribir en diagonal

Un cuaderno de notas pasa de objeto cotidiano a pequeña obra de arte portátil gracias a un gesto tan sencillo como jugar con sus tramas, renglones o cuadrículas. Así, tomar apuntes, escribir una novela o llevar un diario es mucho más que ir de izquierda a derecha en línea recta. Sin siquiera leer el contenido, el texto se convierte en una experiencia estética. El propósito del diseñador gráfico manchego Jaime Narváez, de 33 años, ha sido crear algo que "pudiera encontrarse en papelerías o en librerías especializadas en arte". Tres cuadernos con la portada estampada en plata y dibujos generados por las tramas en sus 32 páginas, donde casi da apuro escribir. "No quiero que suene pedante, pero yo pensaba todo el tiempo en las fugas de Bach; aunque el resultado sea así de sencillo. La idea era que pareciese un objeto un poco básico, aunque sea producto de un proceso bastante laborioso de síntesis". Los ha publicado la editorial Belleza Infinita (www.bellezainfinita.org) a un precio de 17,10 euros el pack con los tres cuadernos (también se venden por separado).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de mayo de 2008