_
_
_
_

El PP critica la ley con la que Feijóo identificó vino y drogas

El PP insistió ayer en el Parlamento en criticar el borrador del proyecto de ley de conductas adictivas que prepara la Consellería de Sanidade porque incluye las bebidas alcohólicas (entre ellas el vino) entre las sustancias calificadas como drogas a pesar de que esa calificación está en vigor desde 1996 en virtud de una ley promovida por el Gobierno de Manuel Fraga. La norma fue además diseñada por la Consellería de Sanidade cuando su número dos era el actual líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

Este hecho no impidió a la portavoz popular, la diputada Susana González Méndez, considerar un "sin sentido" que se identifique el vino con las drogas. El borrador de Sanidade, reprochó la parlamentaria del PP, no tiene en cuenta que el consumo de vino "puede resultar saludable". "No reconoce que el problema no es el consumo, sino el abuso".

Enfrentada por el conselleiro de medio Rural, Alfredo Suárez Canal, y por las portavoces de los grupos que apoyan al Gobierno, al hecho de que se trata de una norma en vigor impulsada precisamente por el PP, Susana González justificó la posición actual de su partido asegurando que "hay que evolucionar; estos son otros tiempos". Hace 12 años, señaló, "no hubo presión social por parte del sector" y en estos momentos, argumentó, la situación ha cambiado: se producen más hectolitros de vino y ha aumentado el número de denominaciones de origen.

Suárez Canal pidió al PP "la humildad" de reconocer que se equivocaron con la ley de 1996 y recordó que el borrador actual ni siquiera ha superado todavía la fase de borrador. En estos momentos, señaló, Sanidade está estudiando la iniciativa después de recibir las alegaciones recibidas durante el período de exposición pública. "No habrá ninguna norma que perjudique al sector del vino", reiteró el conselleiro.

La portavoz socialista, Marisol Soneira, aprovechó para acusar a la oposición de construir un problema donde no lo hay y se mostró particularmente crítica con Núñez Feijóo, ausente en ese momento del pleno. "Nunca sabía lo que firmaba", ironizó, ni cuando "legalizó los terrenos de Horacio Gómez" (ex presidente del Celta) ni cuando hizo lo propio con el polígono de O Pino. Y tampoco cuando avaló el plan de ordenación urbana de Ourense, recientemente anulado por el Tribunal Superior, recordó la diputada del PSdeG.

En la misma sesión parlamentaria el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio, respondió a una interpelación del PP sobre la negociación de la financiación autonómica. El representante de la oposición, José Antonio Orza, volvió a condicionar su apoyo a la propuesta de la Xunta a que se produzca un debate en la Cámara en el que se concreten los principios generales expuestos por el conselleiro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_