Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de carnés de identidad en tres meses

Muchos de los saharauis que salen del Registro Civil de Córdoba con su auto de confirmación de la nacionalidad española se van directamente a la Comisaría de la calle del Doctor Fleming. Allí se han expedido, desde febrero, alrededor de cien documentos nacionales de identidad de personas nacidas en el Sáhara, según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Cuando llegaron los primeros casos desde el Registro Civil, los responsables de la oficina del DNI consultaron a sus superiores si podría haber algún problema. La respuesta fue que si existía un auto de consolidación no había impedimentos, detallan las mismas fuentes. Ni siquiera hace falta que estén empadronados en Córdoba, ya que el DNI se puede conseguir en cualquier comisaría del país.

Anteriormente, se han dado casos de grandes concentraciones de saharauis en busca de la nacionalidad en otras provincias españolas. Ocurrió por ejemplo, entre 2005 y 2006 en Badajoz, donde al igual que en Córdoba hay numerosas asociaciones que tienen vínculos con el pueblo saharaui.

En Córdoba no se está requiriendo a los afectados que estén empadronados o que previamente dispongan de un permiso de residencia, afirma Rocío Montes, la secretaria judicial del Registro Civil. Lo que sí necesitan los interesados es algún documento oficial que acredite que bien ellos o sus padres nacieron en el Sáhara antes de 1976. Luego se elabora la instancia y se pone en marcha el expediente de consolidación de la nacionalidad. Ese expediente se inscribe en el propio Registro Civil de Córdoba y se envía a la fiscalía. si el ministerio fiscal no informa desfavorablemente se puede elaborar y firmar el auto de consolidación de la nacionalidad.

Para todo el país

El Registro Civil de Córdoba se ha basado en dos sentencias del Tribunal Supremo para aplicar esta medida. Una de la sala de lo civil en la que se reconocía la nacionalidad española a Badadi Mohamed Moulud Hossein y que data de 1998 y otra de noviembre de 2007 de lo contencioso administrativo que concedió a una mujer nacida en el Sáhara, Khadijatou Boukhari Dafa, su condición de apátrida.

El consejo local de inmigración de Córdoba, un organismo en el que están representados el Ayuntamiento, las ONG y los agentes sociales, se reunió esta semana para abordar el asunto. Aplauden la medida, pero instan a las administraciones competentes a que en todos los registros civiles del país se aplique el mismo proceso con la misma diligencia, explicó la concejal de Bienestar Social, Ana Moreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de mayo de 2008