Obiang se otorga el 100% en Guinea

La oposición denuncia "fraude masivo" y censura el papel de España

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, ha dado a su partido "casi el 100%" de los votos en 35 de las 36 circunscripciones de esta antigua colonia española de 700.000 habitantes y grandes cantidades de petróleo. En Malabo, la capital, el régimen ha concedido un diputado a la oposición, el único en un Parlamento de 100 escaños, cuando en los comicios de 2004 le asignó dos. La oposición ha denunciado "fraude masivo" y pide a España que rectifique la aproximación al régimen que inició la legislatura pasada precisamente con el argumento de empujar hacia la democracia.

Plácido Micó será el único diputado crítico en el nuevo Parlamento
El Gobierno español expresa preocupación y sorpresa
Más información
La transición inamovible

"No puede hablarse de elecciones ni de proceso electoral; sólo de un acto de prepotencia y fuerza por parte del régimen", explica, en conversación telefónica desde Malabo, Plácido Micó, el líder de Convergencia para la Democracia Social (CPDS) y el único diputado opositor que ocupará un escaño.

A su juicio, los comicios del pasado domingo han sido "un paso atrás" respecto a 2004. "El comportamiento del régimen ha sido mucho peor ahora", subraya Micó, quien se muestra especialmente dolido con la política del Gobierno español: "Esperaba más de España, pero al final, como a todos los occidentales, lo único que les interesa es primar las buenas relaciones con el régimen porque tiene petróleo".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El régimen de Obiang, en el poder desde 1979, acumula censuras reiteradas por parte de las ONG de derechos humanos, pero mantiene buenas relaciones con Occidente y especialmente con EE UU, sobre todo desde que a mediados de los años noventa se descubrieron ingentes cantidades de petróleo. España inició en la legislatura pasada una aproximación, que incluyó la visita de Obiang a Madrid.

Las elecciones a la búlgara del pasado día 4 han dado argumentos a quienes critican la actitud de Estado español. "Es obvio que [la política de aproximación a Obiang] no ha dado ningún resultado", opina Micó. "Este modelo de relación ha naufragado", añade Adolfo Fernández Marugán, de la española Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (Asodegue).

El Gobierno español expresó ayer su "preocupación" por los resultados, aunque subrayó que aún no son oficiales, informa Miguel González. "No es lo que esperábamos", admitió un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, quien dijo que, "aunque los comicios se desarrollaron sin incidentes graves de carácter violento", no han servido "para ampliar el espacio de la oposición".

El mismo portavoz resaltó que todos los partidos españoles comparten una política de Estado respecto a este país, como prueba el comunicado conjunto de la delegación parlamentaria -del PSOE, el PP y CiU- que visitó la ex colonia española coincidiendo con la jornada electoral. El comunicado lamenta el veto del régimen a los medios de comunicación españoles, pero también considera que los comicios supusieron un "avance" en el "proceso democratizador".

Teodoro Obiang saluda a su llegada a Madrid, durante una visita oficial a España en 2006.
Teodoro Obiang saluda a su llegada a Madrid, durante una visita oficial a España en 2006.GORKA LEJARCEGI

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS