Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NOTICIA EN LA RED

Microsoft promueve una tecnología para la interconexión de todo

El objetivo de Live Mesh es que los aparatos actúen como si fuesen uno solo, compartiendo archivos y programas - Con este proyecto, la empresa de Gates intenta llevar la iniciativa en la Red

La guerra no cesa, ni cesará. A cada movimiento de Google responde Microsoft con otro, o viceversa. Si Microsoft actualiza su servicio de mapas, a la semana siguiente lo hace Google. Quien crea que es casualidad, bendito sea; pero los gigantes de Internet y del software saben que su negocio depende de su mayor o menor colocación en Internet. El poder que tienen fuera de él es insuficiente. Por eso, si Google se acerca a Salesforce para aunar servicios de software en Red, ahora Microsoft ataca con Live Mesh, su proyecto más ambicioso para que el cliente pueda controlar todo, desde cualquier lugar, con cualquier aparato, siempre que se esté unido a Internet.

MÁS INFORMACIÓN

La última idea de Microsoft, o mejor dicho de Ray Ozzie, el director del área de software de la empresa, es una tecnología capaz de conectar entre sí cualquier aparato, a su vez capaz de conectarse a Internet y actuar con todos como si de uno solo se tratara.

Esto implica conectar no sólo ordenadores, sino por ejemplo teléfonos móviles, agendas electrónicas, marcos digitales o cámaras digitales de fotografía. Todo lo que sea susceptible de poder conectarse a Internet puede formar parte de esta red especial.

Sistema universal

No sólo se podrá utilizar con los aparatos que funcionan con software de Microsoft. La idea es que sea compatible universal, así que dará igual que se trate de Mac OS, Linux, Symbian o cualquier otro. El único requisito será que se pueda acceder a él a través de Internet.

De momento se ha lanzado una especie de versión tipo beta, que sólo funciona en los sistemas operativos Windows XP y Vista, para mostrar la nueva tecnología a un grupo escogido de empresas y de expertos de EE UU para que opinen sobre el invento y puedan aportar mejoras antes de su comercialización.

La tecnología, según Microsoft, es totalmente nueva y no se parece a nada de lo que hay. Está pensado como un producto de consumo dentro de su plataforma Live y, por tanto, se podrá considerar como uno más de sus servicios.

El funcionamiento parece ser tan sencillo como instalar un plug-in en el navegador, o una pequeña aplicación en el aparato que esté conectado a Internet, o a la red de casa o del trabajo, de forma que en el momento que accede a Internet, su presencia sea detectada automáticamente por el resto de componentes de la misma red Live Mesh.

El resultado será que todos los aparatos conectados actuarán como si fuesen uno solo, compartiendo archivos, programas e incluso pudiendo programar acciones automáticas.

Por ejemplo, si su cámara digital tiene conexión wi-fi, puede decidir que, cada vez que acceda a Internet, se trasladen automáticamente todas las fotografías a una carpeta que tiene en el ordenador de casa. O cambiar a su antojo las fotografías que aparecen en un marco digital del salón por las que acaba de hacer, aunque esté a miles de kilómetros. O escuchar la música que tiene almacenada no importa en qué aparato de los que están conectados.

Por supuesto, por la vista puesta en un servicio de almacenamiento de datos con control remoto, no sólo para guardar todo tipo de archivos, sino para poder consultar y hasta ejecutar programas que se encuentran en ordenadores remotos. Las primeras reacciones no han sido, como le sucede últimamente a Microsoft, muy entusiastas.

De entrada, la gente sospecha de cualquier estrategia del gigante de Seattle. Y parece, aunque Microsoft no lo aclara, que será un servicio de pago. Otros críticos, de colmillo retorcido, concluyen que Microsoft, con su Live Mesh, trata de trasladar su dominio absoluto del Windows a Internet.

Sin embargo, este tipo de conclusiones se podría aplicar igualmente a todos los servicios que se ofrecen a través de grandes portales de Internet como son los de Google o Yahoo!

En cualquier caso, la iniciativa de Microsoft en Internet, después de palos de ciego, parece ser lo bastante ambiciosa como para conseguir que la competencia se lo tome en serio. Sea Live Mesh un éxito o no, la dirección es la correcta. Pero habrá que ver su desarrollo, si es gratuito o no, y si no se pierden en el confusionismo, como algunos otros proyectos anteriores a la unificación de servicios en Live.

MICROSOFT: www.microsoft.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de mayo de 2008