Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón visita por sorpresa a las tropas en Afganistán

Un equipo médico acompaña a la ministra de Defensa

Cinco días después de su toma de posesión, la ministra de Defensa, Carme Chacón, tiene previsto llegar esta mañana a la base de Herat, en Afganistán, para efectuar su primera visita a una unidad militar. La ministra salió anoche de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un Airbus-310 de la Fuerza Aérea.

Debido a que estos aparatos no pueden aterrizar en Herat, la delegación hará escala en Kuwait para transbordar a un Hércules C-130 para cubrir la última etapa.

Se trata de una visita relámpago, pues está previsto que la ministra esté de vuelta en Madrid la próxima madrugada. En total, serán unas 15 horas de vuelo entre el A-310 y el C-130, más incómodo que el anterior, en una gira de unas 28 horas y sin parada para pernoctar. Fuentes del Ministerio de Defensa aseguraron que, pese a su avanzado estado de gestación (siete meses), la ministra está en condiciones físicas adecuadas para efectuar el viaje. Un equipo médico velará por su salud en todo momento.

Viaje relámpago

El viaje de la ministra se decidió el martes, a las 24 horas de tomar posesión, y se ha mantenido en secreto por razones de seguridad. Ningún fotógrafo de prensa viaja con ella. Acompañan a Chacón los secretarios de Estado de Defensa, Constantino Méndez, y de Cooperación, Leire Pajín.

El nombramiento de Chacón suscitó numerosas críticas en los medios de comunicación más retrógrados, que le reprocharon por su edad, su condición de catalana y el hecho de que se encontrara embarazada, lo que, según se dijo, le impediría realizar la habitual ronda de visitas a los contingentes en el exterior que hacen los ministros de Defensa cuando llegan al cargo. Chacón ha querido empezar por visitar al contingente en Afganistán, el que se encuentra más lejos (5.800 kilómetros aproximadamente) y también el más expuesto a posibles ataques. Colaboradores de la ministra aseguran que su intención es visitar algún otro contingente (como el de Líbano), aunque reconocen que será más complicado a medida que se acerque la fecha del parto.

España cuenta en Afganistán con 778 militares, adscritos a la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) y repartidos entre la base de apoyo avanzado (FSB) de Herat y el equipo de reconstrucción provincial (PRT) de Qal-i-Naw, pero en principio está previsto que la visita de la ministra se limite a la primera de ellas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de abril de 2008