Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece un niño por un caso aislado de meningitis en San Sebastián

Un niño de cuatro años alumno de la ikastola Orixe de San Sebastián murió el pasado lunes tras sufrir una infección generalizada como consecuencia de una meningitis, probablemente del tipo B, para la que no existe vacuna. El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza aseguró ayer que se trata de un caso aislado y no de un brote de esta enfermedad. En cualquier caso, y como medida preventiva, ayer mismo suministró antibióticos a la treintena de compañeros de la misma edad que el pequeño para combatir el riesgo de infección.

El meningococo B es una bacteria que se transmite de persona a persona a través de la saliva y las gotitas respiratorias, aunque el contagio no resulta fácil. Los síntomas de la enfermedad son dolor de cabeza intenso, fiebre, vómitos o manchas en la piel. No existe vacuna para esta infección, que, como en el caso de este niño, puede ser letal.

El pequeño fue trasladado por su madre el mismo lunes a la Policlínica de San Sebastián, donde el pediatra, al constatar que tenía fiebre y dolor de piernas, le hizo un análisis de sangre. El menor regresó a su casa, pero en cuanto el médico obtuvo los resultados de las pruebas, llamó a su domicilio para que volviese al centro. Cuando el niño llegó su estado era de tal gravedad que fue derivado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Donostia. Los médicos ya no pudieron hacer nada por su vida, según confirmó ayer Osakidetza, que calificó de correcta la actuación sanitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de abril de 2008