Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los prelados italianos creen que el 'zapaterismo' ha perdido los comicios

El Partido Popular Europeo asegura que el jefe del Gobierno español está aislado

Avvenire, el diario de la Conferencia Episcopal Italiana, publicó ayer en portada un análisis de la victoria electoral de Silvio Berlusconi. A juicio del editorialista Mario Tarquinio, los comicios los ha perdido "el zapaterismo ético y social".

La derrota de la izquierda, escribe, es la del "zapaterismo a la italiana", el fracaso de "la ambición, tan querida por el primer ministro socialista español, de proponer la desarticulación jurídica de la familia natural".

Berlusconi, satisfecho con el resultado de las municipales de Roma

Prodi dimite de su cargo de presidente del Partido Democrático

El editorial parece referirse tanto al Partido Democrático de Walter Veltroni, al cual apoyó públicamente Zapatero antes de las elecciones, como a la llamada izquierda radical y socialista: "Las elecciones han sido un tornado para la izquierda comunista y verde, que ha quedado fuera del Parlamento, y para los portabanderas del llamado zapaterismo ético-social", afirma Tarquinio, que agrega que ha fracasado el intento de poner "salsa mediterránea" a "la destrucción léxica de los conceptos padre y madre" y a la "impresionante tendencia a la desregulación en el campo bioético". Y añade: "Todo ello condimentado con una persistente polémica anticatólica".

Además, el artículo se congratula de la desaparición parlamentaria de comunistas y socialistas, "marcados por el viejo y obsesivo anticlericalismo". Según Tarquinio, la ceguera de la izquierda para detectar el miedo y la insatisfacción de la gente acabó produciendo un "voto revolucionario".

Entretanto, desde Bruselas, el secretario general del Partido Popular europeo, el español Antonio López-Istúriz, felicitó a Silvio Berlusconi por su "rotunda victoria", prueba, a su juicio, de que el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, está "aislado en Europa". "El resultado demuestra una vez más la mala elección que Zapatero hace de sus aliados internacionales", dijo en una nota el sucesor de Alejandro Agag, yerno de José María Aznar, al frente del PPE. Según López-Istúriz, "el candidato de la izquierda convirtió a Zapatero en su referente, una estrategia que no ha convencido al electorado italiano porque el presidente español carece de liderazgo en España y en Europa, como ya quedó demostrado en la pasada legislatura y con imágenes como la de la reciente Cumbre de la OTAN en Rumania".

Por otro lado, Romano Prodi, primer ministro italiano en funciones, dimitió de su cargo de presidente del Partido Democrático (PD). La noticia fue confirmada por él desde Nueva York, donde asiste a la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, tras la derrota del PD, que obtuvo el 33% de los votos pero no pudo impedir la victoria de la coalición comandada por Silvio Berlusconi.

Prodi había comunicado su decisión a Walter Veltroni por carta hace varias semanas, aunque ayer el partido dejó entrever que la decisión final dependía de una reunión poselectoral entre ambos. "Lo hice así para que quedase claro que la decisión no dependía del resultado electoral", explicó Prodi ayer.

Entretanto, en Roma, Berlusconi se reunía con la cúpula de su coalición, los líderes de Forza Italia, Alianza Nacional, Liga del Norte y Movimiento por la Autonomía (MpA, la llamada Liga del Sur) para "preparar el equipo de gobierno" y repartir los cargos institucionales. Berlusconi se mostró satisfecho por el resultado de las municipales en Roma, donde Francesco Rutelli, candidato del PD para suceder a Veltroni, deberá jugarse la victoria en una segunda vuelta a cara y cruz con Gianni Alemanno, del Pueblo de la Libertad (PDL).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de abril de 2008