Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa inicia hoy en Washington su primera visita a EE UU

Cuando a las cuatro de la tarde de hoy el avión Shepherd One en el que viaja el papa Benedicto XVI aterrice en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, George W. Bush le estará esperando a los pies de la escalerilla. Será ésta la primera vez que el presidente de Estados Unidos acuda al aeropuerto para recibir a un visitante extranjero. Con sus días en la Casa Blanca contados, Bush se ha empleado a fondo en esta visita, que no es sólo la de un jefe de Estado, sino la del líder de los más de 1.000 millones de católicos que hay en el mundo, 70 de ellos en este país.

Unas 12.000 personas ocuparán mañana el jardín sur de la Casa Blanca (7.000 lo hicieron para escuchar a la reina Isabel II el otoño pasado) para asistir a la ceremonia oficial de bienvenida al Santo Padre, que culminará con un saludo de 21 cañonazos. Luego, ambos mandatarios se retirarán al Despacho Oval. Allí hablarán, según el adelanto de la agenda de las conversaciones, de la guerra de Irak, donde existen diferencias, pues el Vaticano se opuso a ella desde el principio. No se espera una declaración pública.

El Pontífice hablará sobre los casos de pederastia de sacerdotes

Sí habrá un asunto en el que ambos hombres están de acuerdo: su oposición al aborto. Esa misma noche se organizará una cena en su honor en el Salón Oriental de la residencia presidencial. Cena a la que, por cierto, Benedicto XVI no acudirá alegando que su agenda está muy ocupada y que al día siguiente es su cumpleaños.

Benedicto XVI, el Papa con mayor edad elegido para el cargo en los tres últimos siglos, cumplirá 81 años durante su viaje de seis días a Estados Unidos, en el que sólo visitará la capital de la nación y Nueva York. En ambas ciudades oficiará misas masivas. La diócesis de Washington asegura que el motivo final de esta gira papal es la defensa que el Pontífice hará de los derechos humanos ante Naciones Unidas, el viernes por la mañana. Pero la visita coincide también en el tiempo con el 200º aniversario de las cuatro congregaciones católicas más antiguas del país: Nueva York, Washington, Baltimore y Boston. En la ceremonia del sábado en la catedral de San Patricio de Nueva York, el Pontífice hablará del escándalo de los abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia. Benedicto XVI visitará el domingo la zona cero, donde rezará una plegaría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 2008