Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo Gobierno

Los nuevos se presentan

Primeras palabras de Aido, Corbacho, Sebastián y Garmendia

Los nuevos ministros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se despidieron ayer de los cargos que venían ocupando hasta ahora. Lo hicieron en varios actos que sirvieron, además, como presentación en sociedad, antes incluso de jurar o prometer su cargo (lo hacen hoy ante los Reyes) y, en ocasiones, también como tribuna para lanzar sus primeras ideas y prioridades al frente de sus carteras.

Así, la titular del nuevo Ministerio de Igualdad, Bibiana Aido, declaró en la despedida de sus compañeros del PSOE, en Cádiz, que sus tres grandes objetivos en su nuevo cargo serán "mejorar" la lucha contra la violencia de género ("No podemos tolerar que mueran mujeres cada semana"), la igualdad de trato ("No hay nada más digno que acabar con la dominación de las personas") y la igualdad laboral para "equiparar salarios, oportunidades y lograr la paridad en los consejos de administración de las empresas". "Me dejaré la piel, mi tesón, mi trabajo y mi ilusión en esos empeños", dijo.

La joven ministra, de 31 años, la primera nacida en democracia, confesó sentir "vértigo" ante el nuevo cargo, pero sin pasarse: "Sé que habrá muchas lupas sobre mi gestión, pero lo asumo con un enorme sentido de la responsabilidad. Me va a cambiar la vida de forma radical, pero merecerá la pena si logramos cambiar la vida de muchas personas". Aido expresó a Zapatero su "gratitud sin límites" por haberla escogido, y destacó la "valentía" del presidente al haber creado este nuevo ministerio.

La primera reunión tras las elecciones del Comité Regional del Partido Socialista de Madrid (PSM) fue también el primer acto público de la nueva ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, de 39 años, hasta ahora concejal del Ayuntamiento de la capital.

Se encargó de presentar el acto a los cerca de 600 asistentes que, pese a ser una compañera de partido, apenas la conocen, pues su trabajo ha sido sobre todo de base, en su agrupación de San Blas. "Ésta es una oportunidad muy bonita para que podáis conocerme", afirmó Corredor, quien también destacó que en el partido se ha sentido, sobre todo, "útil". "He aprendido mucho de vosotros", agradeció a sus compañeros del grupo socialista. "Espero que a partir de ahora os sintáis muy orgullosos de vuestra ministra madrileña de Vivienda".

Su nombramiento ha sido muy bien acogido en el PSM, donde se interpreta como un gesto de apoyo a la nueva dirección, elegida el pasado julio. Carrasco, pese a ser amiga de Miguel Sebastián, ya que entró en el Ayuntamiento de Madrid tras acompañarle en la lista de las últimas municipales, procede del entorno de José Blanco. Antes de saltar a la primera línea política, en 2007, trabajó en el grupo de jóvenes que apoya al secretario de Organización del PSOE "como asesora y haciendo papeles", dada su experiencia jurídica como registradora de la propiedad.

También se despidió ayer de sus compañeros el nuevo ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Lo hizo por partida doble: en un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de L'Hospitalet, donde cedió la alcaldía a su primera teniente de alcalde, Nuria Marín, tras 14 años al frente del Consistorio, y en la Diputación de Barcelona, que presidía, donde dijo adiós con un consejo para su sucesor: mantener la institución "en la mano tendida de los municipios".

Miguel Sebastián, nuevo ministro de Industria, afirmó estar "muy ilusionado" y ser "plenamente consciente de los retos" que tiene por delante "en industria, energía, telecomunicaciones, sociedad de la información, comercio y turismo". Y añadió que tenía "muchas ganas de trabajar en equipo".

Cristina Garmendia, al frente de la cartera de Ciencia e Innovación, agradeció a Zapatero "su apuesta por la creación de este nuevo ministerio y su convencimiento de que sin duda será uno de los motores de la economía española".

Sebastián y Garmendia acudieron ayer al Congreso de los Diputados para hablar de sus proyectos con el portavoz socialista, José Antonio Alonso, que los definió como "dos personas de calidad". Alonso explicó que el nuevo Gobierno pondrá "énfasis" en el área de I+D+i para "aumentar aún más la competitividad de las empresas españolas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de abril de 2008