Madrid ganará peso con el nuevo reparto de poderes

El Fondo Monetario Internacional (FMI) vive inmerso en una refundación en toda regla para adaptarse al nuevo orden económico. El comité financiero y monetario del FMI ha aprobado este fin de semana una nueva reforma de la institución -en línea con la iniciada por el español Rodrigo Rato-, que se someterá a votación a finales de este mes. Sumido en una crisis de identidad, la reforma supone un importante recorte de gastos (unos 100 millones de dólares anuales, 63 millones de euros) y sobre todo un cambio en el sistema de cuotas para dar más voz a los países emergentes. Y a España, que se sitúa entre los más beneficiados por las modificaciones.

La cuota española aumenta un 15,4%, en lo que constituye "un buen paso para mejorar la situación relativa, en relación con el crecimiento de la economía en los últimos años", explicó Pedro Solbes, que adelanto que el Ejecutivo seguirá peleando por futuras mejoras "para acercar el papel de España en el Fondo a su peso en la economía mundial".

Estados Unidos ha cedido cuota junto con países europeos como Reino Unido, Francia, Holanda y Bélgica. Y los países que más ganan reflejan con claridad la nueva geografía económica mundial: China, Corea, la India, Brasil y México consiguen avances aún mayores que los de España, "el país desarrollado que más sube", añadió Solbes.

Más regulación

Las últimas horas de la cumbre del FMI, del Banco Mundial y del G-7 sirvieron para constatar que el vendaval que han traído las turbulencias financieras y la reciente crisis alimentaria van a suponer un cambio de reglas en el sistema financiero. Más regulación.

El director gerente del Fondo, el francés Dominique Strauss-Khan, insistió ayer en el papel de los Gobiernos para dar soluciones a la crisis: "Políticas monetarias y políticas fiscales sin descartar una tercera línea de defensa", en relación con operaciones de salvamento como las que han protagonizado el Reino Unido con Northern Rock y Estados Unidos con Bear Stearns. Solbes reiteró la "buena salud del sistema financiero español" y se mostró confiado en "la capacidad de los bancos españoles para superar las turbulencias". "No hay ninguna medida adicional preparada", cerró.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS