Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las últimas lluvias llevan a los pantanos agua para 15 días más de consumo

Las últimas lluvias han dejado en los pantanos de las cuencas internas, las que abastecen al área metropolitana, agua para 15 días más; es decir, la situación de emergencia se retrasa como poco hasta el 1 de mayo. Y ayer seguía lloviendo. Las precipitaciones de la primera semana de abril han sido entre débiles y moderadas, y han beneficiado principalmente a las comarcas del Pirineo y el Prepirineo de Lleida. Las lluvias, no obstante, han permitido aumentar, por primera vez en muchas semanas, el nivel de los embalses de las cuencas internas de Cataluña, que han incrementado sus reservas en 1,2 hectómetros cúbicos, hasta situarse en el 21,1% de su capacidad máxima.

El consejero de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, explicó ayer que se han iniciado las obras para utilizar aguas regeneradas (aguas residuales depuradas), hasta ahora usadas sólo en el sector agrícola e industrial, así como para aportar caudal a los ríos y recargar los acuíferos. El proyecto puesto en marcha por la Generalitat consiste en la construcción de una tubería de ocho kilómetros que remonte el Llobregat de modo que el agua que sale de la depuradora de El Prat se reintroduzca en el río por encima de la planta potabilizadora de Sant Joan Despí, donde será potabilizada y, por tanto, transformada en apta para el consumo humano.

Medio Ambiente convertirá agua depurada en agua potable

Baltasar dijo que esta obra, que entrará en servicio entre junio y julio, aportará unos 2,5 hectómetros cúbicos de agua adicional al mes, aunque "no sustituye la necesidad de la aportación del Segre". El director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Manuel Hernández, ha asegurado que el agua potabilizada obtenida es "legal y de calidad", ya que cumple todos los requisitos exigidos.

La oposición criticó ayer las constantes "evasivas" de Baltasar. Un portavoz de CiU señaló que dos diputados se reunieron con él hace unos días y no recibieron información de este proyecto. El líder de CiU, Artur Mas, se entrevistó con el presidente de la Generalitat, José Montilla, y tampoco fue informado de este proyecto. Y el consejero compareció anteayer en el Parlament y tampoco habló del proyecto. "No sabemos de qué sirve hablar con él, que es especialista en callarse", dijo la misma fuente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de abril de 2008