Tregua en las movilizaciones contra los realojos de familias gitanas

Empiezan a funcionar las comisiones de integración auspiciadas por la Xunta

Esta semana empezarán a funcionar en A Coruña y Pontevedra las comisiones de integración auspiciadas por la Vicepresidencia de la Xunta para reconducir el conflicto suscitado por los realojos de familias gitanas que viven en poblados chabolistas y la iniciativa parece abrir una tregua en las movilizaciones vecinales de oposición.

El Valedor do Pobo ya alertó en 2005 sobre el conflicto, pero sin resultados
Más información
Quiroga: seis generaciones de convivencia e integración

"Ni racistas, ni manipulados por nadie", afirman contundentemente en Novo Mesoiro, el barrio en el que teóricamente estaba previsto realojar chabolistas de Penamoa. Se trata en su mayoría de familias jóvenes e hipotecadas a 20 o 30 años por el pago de sus viviendas. Unas 7.400 personas firmaron contra el hipotético realojo. En las movilizaciones, para las que Internet ha resultado una herramienta primordial, el barrio se ha descubierto unido y fuerte sobre su propia condición periférica.

El Valedor do Pobo ya alertó en 2005, en un informe que presentó al Parlamento de Galicia, sobre la conflictividad que podría derivarse de la discriminación y los realojos de familias gitanas, ilustrándolo con el episodio de O Carballiño, donde en 1996 fracasó una tentativa de erradicar un núcleo de chabolas. El Valedor concluía que la población gitana padece discriminación a la hora de conseguir una vivienda, optar a un empleo e incluso en el acceso a establecimientos comerciales o espectáculos públicos, y proponía una serie de actuaciones que, sin embargo, cayeron en saco roto. Quiroga es la excepción, un modelo de convivencia que va ya por la sexta generación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS