Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se pone como límite final de año para elegir al director de RTVA

Pizarro asegura que quieren elegir "cuanto antes" y por consenso al ejecutivo

Una de las prioridades de la nueva legislatura para el PSOE será la elección del director general de Radio Televisión de Andalucía (RTVA) por el Parlamento. No es ésta la primera vez que los socialistas sitúan esta propuesta en lugar destacado de su lista de deberes. Al inicio de la pasada legislatura, Manuel Chaves también la incluyó en los asuntos a pactar con los grupos de la oposición, sin que cuatro años después se hubiera llegado a acuerdo alguno.

"Tenemos que darle credibilidad a una ley que hemos aprobado", dijo ayer a modo de declaración de intenciones el secretario de Organización del PSOE andaluz, Luis Pizarro. El límite máximo de plazo que se pone este partido para que el director general sea elegido por la Cámara autonómica es el de final de año, bien sea por mayoría cualificada o con sólo los votos de la mayoría absoluta. "Nos gustaría alcanzar un acuerdo con el Partido Popular e Izquierda Unida. Lo decimos de verdad", subrayó.

La ley de RTVA, reformada la pasada legislatura, establece tres estadios de votación para la elección del director general: mayoría de dos tercios (72 votos de los 109 de la Cámara), por tres quintos (66) o mayoría absoluta. En los dos primeros casos, son imprescindibles las papeletas de los diputados del PP.

Las negociaciones con la oposición se abordarán "inmediatamente después" de que sea elegido el nuevo Consejo de Administración de la RTVA, en uno de los primeros plenos del Parlamento. De los 15 miembros de este órgano, ocho corresponden al PSOE, seis al PP y uno a IU, según los socialistas. Los andalucistas, sin representación parlamentaria, perderán su bien retribuido sillón. Los socialistas aún no han decidido si para el consejo optarán por personas con perfiles independientes o si, como han hecho siempre, con alguna excepción, colocarán en estos puestos a responsables del PSOE. El resto de los partidos también prefieren liberar a sus cargos.

Pizarro manifestó su deseo de que "antes de que se inicie el curso político", es decir, en septiembre, haya ya un acuerdo y si no es posible a partir del próximo periodo de sesiones que finaliza en diciembre. Aunque aseguran que "de verdad" buscan el acuerdo, el número dos del PSOE dejó claro que si no es posible apurarán la ley que prevé la elección del director general por mayoría absoluta, o sea, sólo con los 56 votos del PSOE "para tener cuanto antes" un director general elegido por el Parlamento. Pizarro se opuso a la reforma de la ley de RTVA, como propone, el PSOE por cuando supondría "alargar" la elección.

Consejeros de Jaén

En Jaén, el secretario general del PSOE de esta provincia, Gaspar Zarrías, sacó pecho, al intervenir en el comité provincial, por los resultados electorales en esta provincia (los mejores junto con los de Sevilla) y cuando se le preguntó si estaría dispuesto a renunciar a los cuatro consejeros que Jaén ha tenido en el último Gobierno andaluz, ante los recelos que esa cuota abriría en otras agrupaciones, respondió: "¿Por qué?". Zarrías s mostró convencido de que, más allá de cuotas territoriales, Chaves confeccionará su nuevo gobierno con "dos criterios fundamentales: el de la paridad y el de capacidad", informa Ginés Donaire.

Zarrías sí que ensalzó el "valor" que, en su opinión, representa la ex presidenta del Parlamento y diputada electa por Jaén, Mar Moreno, de quien dijo que debe ser tenida en cuenta tanto en Sevilla como en Madrid. "Un partido que no tiene en cuenta sus valores no es bueno", afirmó Zarrías, que reiteró que al PSOE andaluz le gustaría que el Ministerio de Fomento siguiera en manos de un andaluz, "y si puede ser de Magdalena Álvarez, mejor", apostilló. Zarrías, que no descartó que algún jiennense pudiera ser ministro, señaló que Zapatero "tendrá el apoyo de los socialistas de Andalucía para cualquier cosa que haga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de abril de 2008