Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ripoll se suma al bloqueo a la desaladora de Torrevieja

El pleno de la Diputación de Alicante rechazó ayer, con los votos en contra del PP y los votos a favor del PSOE, la moción presentada por el Grupo Socialista para que la Generalitat y el Ayuntamiento de Torrevieja otorguen las licencias pendientes a la planta desalinizadora que se proyecta en el municipio alicantino.

El portavoz socialista, Roque Moreno, calificó de "modélica" esta planta, que garantizará el agua a tres millones de personas y 65.000 agricultores. Moreno criticó la política del "boicot obsesivo", la "hipocresía" y el "victimismo" del PP hacia las desalinizadoras y denunció que el PP apruebe proyectos urbanísticos como el Plan Rabassa pendientes de agua desalada.

El diputado provincial de Modernización y primer teniente alcalde del Consistorio de Torrevieja, Domingo Soler, justificó el rechazo a la planta de desalación porque "no cuenta con el proyecto de toma ni de tirada de agua".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 2008