Medio Ambiente autoriza el plan de Vigo pero advierte del crecimiento excesivo

Todas las actuaciones urbanísticas se someterán a un análisis "exhaustivo"

Tras ocho años de trámites administrativos, el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal de Vigo quedó ayer pendiente de la aprobación definitiva de la Consellería de Política Territorial. La de Medio Ambiente firmó una resolución que da su aprobación al plan en su conjunto, pero establece para cada una de sus actuaciones urbanísticas un control "exhaustivo", que se concretará en evaluaciones ambientales de la consellería. Cuarenta proyectos, algunos de ellos muy significativos, como Samil, Beiramar o Plaza de España, deberán además someterse a declaración de impacto ambiental. Las exigencias de Medio Ambiente se deben a la proyección demográfica del plan, que considera "demasiado ambiciosa, teniendo en cuenta la evolución" de Vigo en los últimos años.

Pese a las exigencias de la consellería, los socios del gobierno municipal de Vigo, PSOE y BNG, celebraron la decisión de Medio Ambiente. El Partido Popular, que votó en contra del plan, protestó por considerar que la Xunta es ahora más permisiva con el documento, pese a ser "casi el mismo" que tramitó el PP.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción