_
_
_
_
_
Crisis inmobiliaria y financiera

Habitat anuncia despidos tras perder alrededor de 450 millones en 2007

Los accionistas minoritarios se reúnen de nuevo para decidir si denuncian a Figueras

Lluís Pellicer

Cuando parecía que el temporal ya había amanaido en la inombiliaria catalana Habitat, ayer otro nubarrón se posó sobre la compañía. La dirección de la empresa presidida por Bruno Figueras anunció a la plantilla el despido de parte de sus 300 trabajadores tras cerrar el ejercicio de 2007 con unas pérdidas brutas de 450 millones de euros, según fuentes cercanas a la empresa. En medio de esta nueva tormenta, los accionistas minoritarios han convocado una nueva reunión para decidir definitivamente si llevan a Figueras a los tribunales.

Los socios culpan de las pérdidas a la compra de Ferrovial Inmobiliaria

Tras haber cerrado un acuerdo in extremis con la banca acreedora para refinanciar la deuda de 1.586 millones de euros que les quedaba por saldar por la compra de Ferrovial Inmobiliaria, Habitat logró salir de la quiebra técnica en la que se hallaba. Además, la compañía ingresará 100 millones por la venta de unos terrenos a Ferrovial en el barrio madrileño de Valdebebas, que no servirán para amortizar la deuda, sino que irán a su tesorería. Todo ello les dio algo de aliento, pero no fue suficiente. "La crisis inmobiliaria afecta de lleno a la actividad de Habitat, que se ha visto seriamente mermada", anunció la empresa en un comunicado.

La inmobiliaria presentará al Departamento de Trabajo de la Generalitat un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), aunque todavía no sabe a cuántos empleados afectará. A pesar de que fuentes cercanas a Habitat aseguran que en un principio se valoró que fueran la mitad, la cantidad no está decidida. "Con la actual dimensión de la empresa, sin aplicar el ERE, Habitat no estaría en condiciones de afrontar los retos que le aguardan y no podría garantizar su superviviencia", sostuvo la empresa. La medida no afectará a los trabajadores de Don Piso y Habitat Hotels.

Los números rojos de la compañía no pasaron desapercibidos para los accionistas minoritarios -Isak Andic (Mango), José Antonio Castro (Hesperia), Dolores Ortega y las familias Rodés y Cuatrecasas-, que ostentan el 25,08% del capital de Habitat. Fuentes financieras aseguraron que estos accionistas se reunirán la próxima semana para decidir si llevan a Bruno Figueras a los tribunales. Y de hacerlo, si lo optarán por la vía civil o la penal.

Los minoritarios ya se reunieron después de que la compañía refinanciara su deuda para analizar el estado de la empresa. Según fuentes conocedoras de ese encuentro, los accionistas se reafirmaron en que la compra de Ferrovial Inmobiliaria estaba "viciada". Según sostienen estas fuentes, Habitat pagó por la valoración de los activos de la empresa de la familia Del Pino que había efectuado CB Richard Ellis. Sin embargo, éstos ya estaban comprometidos con terceros por precios inferiores. Sólo por esto, afirman, ya se perdieron 97 millones de euros.

La empresa decidió ayer no valorar estas acusaciones. Sin embargo, otras fuentes consultadas cercanas a la operación están de acuerdo con la cifra. "No se trata de que los suelos estuvieran comprometidos con otros. Es que había permutas y operaciones que debían saldarse o bien suelos cuyo valor se había calculado en base al precio potencial de las viviendas, cuando éstas ya estaban prevendidas por un valor inferior", sostienen. Habitat, prosiguen estas fuentes, consultó a Ferrovial sobre estas operaciones. "Los Del Pino remitieron a unas hojas de cálculo", remachan.

Los accionistas minoritarios exigirán a Figueras que reclame esta cantidad, y critican que Habitat esté vendiendo activos por debajo del precio de valoración. Fuentes cercanas a éstos aseguran que todavía no saben si actuarán todos juntos, dado que el perfil de cada uno es diferente. El más reticente a seguir por la vía judicial es Andic, y los que están más convencidos de hacerlo son Ortega y Castro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Lluís Pellicer
Es jefe de sección de Nacional de EL PAÍS. Antes fue jefe de Economía, corresponsal en Bruselas y redactor en Barcelona. Ha cubierto la crisis inmobiliaria de 2008, las reuniones del BCE y las cumbres del FMI. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_