La T-5 de Londres-Heathrow abre con retrasos y vuelos cancelados

Agencias

La nueva terminal del aeropuerto londinense de Heathrow (propiedad de BAA, filial de la española Ferrovial) comenzó a funcionar ayer, en una jornada que acabó siendo calificada de pesadilla por los retrasos y cancelaciones. En la T-5 sólo operará British Airways, que ayer canceló al menos 34 vuelos y cuyos pasajeros sufrieron retrasos, sobre todo por el sistema automatizado de gestión de equipajes, similar al de la T-4 de Barajas, con la que también comparte arquitecto, Richard Rogers. La facturación de maletas llegó a ser suspendida totalmente por la tarde.

Una semana después de que Isabel II inaugurase oficialmente la terminal, ayer otra mujer, la comandante Lynn Barton fue el primer piloto en aparcar en la T-5. Una terminal que ha costado unos 4.700 millones de libras (casi 6.000 millones de euros) y que dará algo más de capacidad en tierra al más concurrido aeropuerto de Europa, con 68 milones de pasajeros en 2007. La T-5 con sus dos satélites podrá acoger a unos 30 millones al año.

Más información

Pasajeros en uno de los vestíbulos de la T-5 de Londres-Heathrow.
Pasajeros en uno de los vestíbulos de la T-5 de Londres-Heathrow.AFP

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 27 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50