Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La gran noche del teatro

Tres rutas para 100 espectáculos

La Noche de los Teatros vuelve para acercar, en ocho horas seguidas, la experiencia teatral al ciudadano. En el Día Mundial del Teatro hay 104 propuestas en 70 espacios. Tres amantes de la escena trazan su recorrido para EL PAÍS.

NATALIA MENÉNDEZ

Entonces, quedamos en Gran Vía el día 27

Es la primera vez este año que la noche empieza a la una. El teatro es así, magia. La Noche de los Teatros ha vuelto. No nos lo podemos perder.

Podíamos empezar en la Gran Vía, y meternos a las 13.00 a la visita del Lope de Vega. Con lo que nos gustan los musicales, es un descubrimiento ver cómo se hacen. Espero que no se hayan enterado los que se presentan a las pruebas... Es broma, los aforos son limitados.

Depende del cansancio y del hambre que nos dé después, podemos picar algo. Enfrente del teatro de la Zarzuela están las croquetas que te gustan tanto. Y así, nos preparamos para las 17.00, que empieza un ensayo abierto de la Compañía Nacional de Danza en la Zarzuela. Si te apetece, hay que llamar para asistir.

Que no quieres tanto ajetreo -aunque te recuerdo que sólo es un día al año-, pues duermes tu siestita y quedamos a las ocho en la Consejería de Cultura, que hay una conferencia de Albert Boadella y Javier Villán. Y en ese mismo sitio, una hora más tarde, Sesión continua: escaparate de las artes. Creo que es un collage de muchos creadores. Los que participan tienen una trayectoria impresionante. Pero si nos llevamos zapato cómodo, me gustaría ir a la Junta de Chamberí. Allí, la Compañía Provisional Danza baila en la calle a las 18.30 Un beso, una flor y un gesto. Y además, alumnos de distintas escuelas escenifican textos de cuatro autores contemporáneos.

Ya sé que me vas a decir que La Noche de los Teatros es para ir a ver teatro, pero la palabra Teatro engloba al edificio, al texto y al hecho teatral. Por eso han bajado los precios en la mayoría de los teatros. Así que podemos ir al Infanta Isabel a las 20.30, para ver La sospecha. Me han dicho que la Bardem está estupenda. El colofón es el homenaje que le rinden a Fernando Fernán Gómez con la lectura del Viaje a ninguna parte a las 23.30.

Elige lo que te apetece y quedamos el 27.

Natalia Menéndez es actriz, directora y escritora.

AARÓN NAVIA

"Dicen que el buen teatro viene de fuera..."

Dicen que el buen teatro viene de fuera. Dicen también que el teatro es caro. Pero en La Noche de los Teatros se pueden resaltar propuestas nuevas, autóctonas y, sobre todo, de entrada libre. Comienza la tarde (17.00) con la oportunidad de ver ensayar a la Compañía Nacional de Danza, dirigida por Nacho Duato, en el teatro de la Zarzuela. Hace días que han estrenado ballet nuevo.

Para saber lo que está por venir, Distrito 9 ofrece desde las 20.00 cuatro espectáculos inéditos interpretados por alumnos de escuelas (R.E.S.A.D., Submarino, Escuela Municipal y Laboratorio William Layton) y escritos por autores jóvenes destacados. Tratan el tema del teatro desde el teatro, con mención especial a La memoria del agua, de José Ramón Fernández, que nos acerca la tradición de las marionetas acuáticas vietnamitas. Trabajo 100% madrileño.

La tarde continúa en el Espacio Aventuras Visuales, donde proponen una Breve Historia del Teatro de apenas 30 minutos y en la que buscan las relaciones entre cine y teatro, para quienes buscan que las artes escénicas se acerquen a la cultura audiovisual.

Más tarde, Mariano de Paco Serrano propone un escaparate de lo más destacado de la temporada en el circuito alternativo. Un collage escénico que se celebrará en Alcalá, 31, con danza, teatro, música y hasta ciencia. Destaca el bailarín Daniel Abreu, al que siempre es un placer ver en sus monólogos. Llegan las 22.00 y la Casa de América ofrece un plato fuerte: Agua de lluvia, de Acciones Imaginarias, es teatro y es cine, es ficción y es documental, es un experimento de esta compañía de trayectoria intachable. Para acabar con emociones, en el Albéniz (23.30) hay una lectura dramatizada de Viaje a ninguna parte como homenaje a Fernán Gómez, que dirige Emma Cohen, pareja del autor. Terminamos así un recorrido gratuito con una perspectiva de lo que está pasando en el teatro de Madrid, diferente del teatro en Madrid.

JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ

Mil noches y una noche (de los teatros)

Madrid era una fiesta. Así se lo contaré a los nietos de mi hermano. A pesar de todo. A pesar de muchos. La gente resiste y todavía tiene fuerzas para llenar los teatros, los museos... los bares. Madrid es, en cuanto al teatro, la ciudad más viva del país. Para abarcar este sueño de niño encerrado en una pastelería harían falta mil y una noches. En estos casos, para elegir, se puede uno hacer una lista de las cosas que no debería perderse; o puede uno elegir aquello de lo que no sabe nada, con la certeza de que descubrirá algo. Mi opción pasa por los amigos; si ando metido en teatro es por ellos.

Despliego el desplegable, que es lo suyo. Podría empezar por el Museo del Prado, a las 19.00, con el espectáculo de Fernando Soto y Escena T. En el Bellas Artes, se acaba El guía... que ha dirigido Jorge Eines; o en el Alfil, con el Robinson de Del Moral; o en el Marquina, que Juanjo Artero me cuenta que está muy contento con sus Seis clases de baile... Puedo bajar al FFG, que me avisó Andrea D'Odorico de La señorita Julia. Lo que no puedo perderme es lo del Centro Cultural de Moncloa, porque hay un texto mío y otros de Víllora, Pascual y García May, y sobre todo el trabajo de jóvenes actores.

Lo malo, como siempre, es que todo es casi a la misma hora. Si no, podría pasar por el Victoria, a ver a Pilar Gil en Sabor a miel; o por el Alcázar, a ver lo que dirige Carmen Losa. Y, ya puestos, ir al barrio y ver en la Triángulo lo que ha hecho Adolfo Simón con Nubila de Angélica: soy de los que la quiere tanto...

Así llegará el alba. Podría salir y aprovechar esa luz, que Max Aub llamaba "la claror", para encontrar el fantasma de un amigo muy querido que se ha ido sin avisar; y pasear con él charlando de teatro, haciendo planes. Acabaría en San Ginés. Igual me encuentro con Amestoy, Araujo y compañía. Entre tazas de valiente chocolate. Lo de pasar la noche en blanco siempre ha sido cosa de Max Estrella.

Aarón Navia es estudiante de teatro y actor.J. R. Fernández es autor teatral y premio Lope de Vega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de marzo de 2008