Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraga, reelegido senador por Galicia sin el apoyo del PP

El ex presidente de la Xunta y fundador del PP, Manuel Fraga, logró ayer la reelección como senador de representación autonómica por Galicia con el apoyo expreso de PSOE y BNG y el voto nulo del PP, su partido. El responsable de esta formación en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, optó por ordenar a sus 37 diputados en el Parlamento gallego que anulasen sus papeletas con una tachadura para mostrar su desacuerdo con el reparto de senadores autonómicos pactado por socialistas y nacionalistas y evitar, al mismo tiempo, votar en contra de una lista en la que, además de los candidatos de las demás fuerzas políticas, figuraba el nombre de Fraga.

En declaraciones a Europa Press, el propio Fraga recordó que hace dos años, cuando fue elegido por primera vez, consiguió el voto de todos los grupos, pero aseguró que respalda todo "con tal de que sea bueno para Galicia". Fraga se mostró comprensivo con la actuación de su partido, que se vio obligado a pronunciarse sobre una lista que había rechazado.

Proporcionalidad pura

No obstante, el fundador del PP abogó por "dejar ya" la polémica y se mostró "satisfecho" por su nombramiento, por el que fue felicitado, entre otros, por su sucesor en la Presidencia de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño.

El conflicto tiene su origen en la decisión de PSOE y BNG de aplicar la fórmula de la proporcionalidad pura para repartir los tres escaños de Galicia en el Senado: uno para los socialistas, otro para el Bloque y el tercero para el PP. Los populares no estaban de acuerdo e intentaron, sin éxito, que se utilizase la Ley d'Hont. Con esta fórmula les corresponderían dos de los tres puestos, los mismos que tenían cuando disfrutaban de mayoría absoluta.

PP, de un lado, y PSOE y BNG, del otro, se acusan mutuamente de querer cambiar a conveniencia el método de reparto utilizado en ocasiones anteriores. El PP llegó a amenazar con dividir en dos su grupo parlamentario para beneficiarse de la fórmula de la proporcionalidad pura, y amagó también con recurrir el sistema al Tribunal Constitucional, aunque de momento no ha hecho ninguna de las dos cosas.

Feijóo considera lo ocurrido una violación de los resultados electorales y anunció que su partido rehuirá a partir de ahora todo consenso al que sea llamado por la Xunta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de marzo de 2008