Caja Madrid entra en Austria para financiar proyectos en el Este

Caja Madrid busca negocio en otros países con más potencial económico que España. La entidad presidida por Miguel Blesa ha inaugurado en Viena una oficina -un palacete barroco de 450 metros cuadrados- para financiar proyectos de empresas, con planes en Europa del Este.

La nueva oficina cuenta con 15 empleados, la mitad de ellos austriacos, y está previsto que concedan 2.000 millones en créditos en 24 meses a clientes de Europa central y del Este. El objetivo es trabajar con las 30 grandes empresas españolas y 120 compañías europeas, principalmente del sector de infraestructuras, que trabajan en la zona.

La segunda caja española reconoce que podría aumentar su presencia. "No descartamos comprar un banco en algún país de la región. De momento, hemos empezado por la banca corporativa porque exige menos inversión, pero analizamos oportunidades, aunque los precios son muy altos", comentó ayer Matías Amat, director general de Negocio de Caja Madrid. El negocio en esta zona tiene mayores márgenes que en España, pero también más morosidad.

Más información
Blesa: "Muchos han creído que la vivienda era un bien de inversión"

Expansión internacional

Esta operación de expansión internacional se une a las dos grandes oficinas que tiene Caja Madrid en Lisboa y Miami. Santander, BBVA, La Caixa, Bancaja y la CAM también trabajan en la zona, pero con menos actividad corporativa que Caja Madrid, según esta entidad.

En 2007, las grandes empresas españolas invirtieron 10.000 millones de euros en esta región compuesta por Polonia, Hungría, República Checa, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumania y Bulgaria, más Rusia. La cifra supone el 16% del total de las inversiones realizadas el año pasado. En 2000, destinaron sólo 230 millones, lo que refleja el interés creciente por la zona.

Entre las grandes empresas con más presencia están FCC, Ferrovial, Acciona, OHL, Iberdrola, Fenosa, Abengoa, Telefónica, Inditex y Campofrío. "Estamos aquí porque es una región cuyo PIB crece dos o tres puntos por encima del de la media europea. A pesar de que ya hay fuerte presencia de bancos europeos en la región, (el 80% del sistema bancario está en manos de extranjeros), la bancarización de las empresas todavía es baja", según Amat.

El ejecutivo de Caja Madrid reconoce que han tardado en entrar en la zona "porque antes la seguridad jurídica no era tan buena como ahora". Otra razón por la que esperan un fuerte crecimiento en estos países (con 250 millones de habitantes) es por los 176.000 millones de fondos de cohesión que recibirán hasta 2013.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS