Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Figar dice que dará dinero a todos los colegios que sean privatizados

Los ayuntamientos pueden decidir la gestión de los centros, según la consejera

La consejera de Educación, Lucía Figar, respaldó ayer la decisión del alcalde popular de El Álamo, Jesús Arribas, de sacar a concurso el colegio público Miguel Ángel Blanco (aún sin inaugurar) para privatizarlo. La responsable educativa garantizó que el adjudicatario recibirá el concierto (subvención pública) de la Comunidad de Madrid.

"Garantizaremos el concierto a cualquier alcalde que quiera", dice la consejera

En conversación con este periódico, Figar aseguró que "a cualquier alcalde que pida un concierto se le va a decir que sí". Puntualizó que garantizar la enseñanza concertada es una de sus prioridades. Los colegios públicos, abundó la consejera, son de los ayuntamientos, que sufragan el gasto de mantenimiento, "y por tanto pueden decidir el tipo de gestión que tienen".

"Vamos a garantizar siempre el concierto educativo a cualquier alcalde que quiera crear un centro concertado en su municipio si hay demanda insatisfecha", sentenció Figar en declaraciones a Europa Press, aunque en conversación con este periódico matizó que la medida no incluye a los colegios ya existentes. Los alcaldes que quieran cambiar el régimen jurídico de escuelas públicas que ya están en funcionamiento deberán sentarse antes con la consejería para "estudiar" el caso concreto, porque supone "traspaso de profesores y alumnos".

La situación del colegio Miguel Ángel Blanco, aseguró Figar, es excepcional. "Se trata de un Ayuntamiento en quiebra que no puede mantener un colegio medio en obras, sin plantilla de profesores asignada. Por eso hemos decidido poner freno a la situación ahora, antes de que vaya a más", añadió.

Admitió que el centro, que tendría que haber entrado en funcionamiento en octubre, contaba ya con alumnos matriculados (75 según CC OO) y con una directora. "Se ha mareado a los padres y tienen derecho a sentirse molestos", reconoció Figar. Aunque negó que los alumnos estuvieran matriculados.

La consejera recordó que los habitantes de El Álamo tienen garantizado el derecho a llevar a sus hijos a una escuela pública si quieren, en referencia a la existencia del colegio público El Álamo, abierto desde hace años y el único que funciona hasta el momento. "Hemos recibido cerca de 1.000 firmas de padres que piden escuela concertada en el municipio", dijo Figaren defensa de la privatización del colegio Miguel Ángel Blanco.

La Federación Española de Religiosos de Enseñanza, de la que dependen más de 100 colegios madrileños (sobre todo concertados), alabó ayer a través de su secretario regional madrileño, Emilio Díaz, la privatización en El Álamo. "Sale rentable a la Administración Pública", dijo. Pero admitió que "no es habitual que un colegio público pase a ser concertado".

La consejera se escudó en los casos de desafectación de escuelas que posteriormente se les ha dado otro uso para defender su actuación en El Álamo. Aunque no pudo citar ningún colegio público en la región que haya pasado a ser concertado a escasos meses de su apertura y con alumnos ya en su registro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2008