Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Air France-KLM dice que su plan para Alitalia será doloroso

Air France-KLM sigue adelante con su idea de comprar Alitalia, una "compañía acabada y agotada". El plan de reestructuración "será doloroso, pero tendrá éxito y convertirá a Alitalia en un líder europeo". Eso dijo ayer en Roma el presidente de Air France-KLM, Jean-Cyril Spinetta, que pidió el apoyo de los sindicatos de la aerolínea italiana a su oferta, aunque les advirtió de que los márgenes de maniobra de negociación son "inexistentes o limitadísimos".

Las recetas para que Alitalia sea rentable otra vez pasan, según Air France, por concentrar la actividad en el aeropuerto de Fiumicino, en Roma, renunciar a la deficitaria plataforma de interconexión de Malpensa, en Milán, y acometer un total de 2.100 despidos, que se llevarían a cabo "mediante un plan social ejemplar", dijo Spinetta. Si todo eso se cumple, "Alitalia crecerá más que Air France" cuando en 2010 la compañía de bandera italiana esté saneada. El líder del grupo franco-holandés recordó que invertirán 2.000 millones de euros, la mitad para pagar la deuda y la otra mitad en una ampliación de capital.

Spinetta se reunirá hoy por segunda vez con los sindicatos, después de que las centrales escucharan ayer, y no aceptaran, el plan presentado por Air France-KLM, que condiciona su oferta de 10 céntimos por acción, válida hasta el 31 de marzo, al visto bueno de los trabajadores. Sobre Malpensa, Spinetta zanjó la petición de una moratoria de dos años: "El grueso de las pérdidas de Alitalia las ha generado Malpensa; los aeropuertos están al servicio de las compañías aéreas y no al revés".

Silvio Berlusconi, favorito para ganar las elecciones generales del 13 y 14 de abril, entró en escena y afirmó que el Gobierno "quiere cerrar Malpensa y malvender Alitalia a un quinto de su valor de mercado". Alitalia subió ayer un 14% en Bolsa, y cerró a 31 céntimos, entre rumores de una posible mejora del precio de la oferta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2008