Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Carsen realza el eros de Tannhäuser

El Liceo estrena hoy una moderna versión de la ópera romántica de Wagner

Richard Wagner vuelve a cobrar protagonismo en el Liceo con una nueva y arriesgada propuesta escénica del director canadiense Robert Carsen, una moderna lectura de su gran ópera romántica Tannhäuser que traslada la acción de la obra de la Alemania de principios del siglo XIII a nuestros días para plantear un debate más cercano al espectador sobre el papel del artista en la sociedad. El director musical del Liceo, Sebastian Weigle, asume la dirección musical del montaje, que inicia hoy (20.00 horas) su andadura en el coliseo lírico, con un total de 13 funciones programadas hasta el 22 de abril.

El cotizado tenor aleman Peter Seiffert y su mujer, la soprano austriaca Petra Maria Schnitzer encarnan respectivamente a Tannhäuser y Elisabeth en el primer reparto, en el que figuran la mezzosoprano francesa Béatrice Uria-Monzón (Venus), el barítono danés Bo Skovhus (Wolfram) y el bajo austriaco Günter Groissböck (Hermann).

Carsen, que cosechó un gran éxito con su imaginativo montaje de El sueño de una noche de verano, de Britten, y convenció mucho menos con una confusa lectura de Tosca, de Puccini, vuelve al Liceo, de gran tradición wagneriana, con una visión de Tannhäuser que ha dividido al público de la Ópera de París y la Ópera Nomori de Tokio, que la han coproducido junto al Liceo.

Carsen traslada la acción del libreto, escrito por Wagner a partir de leyendas medievales alemanas, a nuestro tiempo y convierte al poeta y cantor Tannhäuser en un pintor que desafía las convenciones en busca de un arte nuevo y se debate entre el amor puro y la protección de Elisabeth y la pasión y el erotismo que representa la diosa del amor, Venus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 2008