Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los derechos humanos en China

Estados Unidos parece tener una cierta visión miope a la hora de adoptar decisiones en lo que respecta a su política exterior, por un lado mantiene el discurso de los Derechos Humanos contra sus enemigos, mientras que si el incumplidor es un socio comercial de primera clase la actitud cambia. Recientemente se ha hecho público un hecho vergonzoso: China ha salido de la lista de países infractores de los Derechos Humanos del Departamento de Estado.

Me gustaría saber si la represión constante que sufren las minorías nacionales y religiosas en China han cesado o por el contrario hay intereses económicos que hacen que la balanza se incline a favor del beneficio de las compañías americanas.

Dicen que la justicia es ciega, en el sentido de que no hace distinciones, pero en este caso cabría interpretarlo literalmente, ya que si Estados Unidos no se percata realmente de la realidad diaria china, quizá sea porque, a diferencia del príncipe Carlos y del afamado director de cine americano que han anunciado que no acudirán a los Juegos Olímpicos de Pekín por la falta de libertades que hay en China, el Departamento de Estado no sienta el menor rubor.

Si el baremo con el que sus decisiones son tomadas está basado en los intereses es que dista mucho de tener que ser respetado y valorado como algo objetivo y neutral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de marzo de 2008