Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | ETA irrumpe en el cierre de campaña

La exigencia del PP fractura de nuevo la unidad contra ETA

Los partidos firman un comunicado conjunto, pero los populares destacan que no se aceptaron sus condiciones

El PP firmó ayer el acuerdo de todos los partidos para luchar unidos contra ETA, y después tardó exactamente un minuto y medio en volver a arremeter contra la política antiterrorista del Gobierno y en advertir que no descarta participar en concentraciones contra la banda paralelas a la oficial. La respuesta "firme y unitaria" que pactaron los siete grupos parlamentarios, la patronal y los sindicatos, reunidos de urgencia en el Congreso tras el asesinato del ex concejal socialista Isaías Carrasco, quedó así empañada cuando la familia aún lloraba a la última víctima del terrorismo etarra.

Ignacio Astarloa, del PP, se negó a comparecer junto al resto de partidos

Ningún otro grupo aceptó derogar el permiso para hablar con la banda

El PP fue más duro que en la reunión conjunta tras el atentado en Francia

PSOE y PP pulieron una frase que se parecía a un lema de los socialistas

Los partidos habían acordado un comunicado que anuncia: "Todos estamos dispuestos a responder a esta agresión de forma firme y unitaria, a defender la libertad y a derrotar a ETA". Añade que los terroristas "nunca conseguirán nada", que "sólo les espera la aplicación de la ley, la acción de la policía y el ejercicio de la justicia". Y concluye: "Al terrorismo sólo se le puede combatir y derrotar con la unidad de los demócratas y con la fuerza del Estado de derecho".

Aparentemente, todos de acuerdo. Pero el PP quiso subrayar, en la rueda de prensa posterior -que tampoco fue conjunta porque los populares prefirieron hacerla por separado-, que el resto de grupos había vetado dos cosas que ellos querían incluir: el compromiso de que "nunca se negociará con ETA para pagarle un precio político" y el de derogar la resolución parlamentaria que autorizó en 2005 el diálogo con la banda.

"La unidad es absolutamente esencial, debe serlo para derrotar al terrorismo, y derrotar es lo contrario que negociar con el terrorismo. Derrotar es cerrar toda expectativa de negociación. Nosotros creíamos que en un día como hoy era importante lanzar a los asesinos un único mensaje: que vamos a por ellos, que lo único que pueden esperar es ser derrotados", dijo Ignacio Astarloa, secretario de Justicia y Seguridad del PP, tras salir de la reunión junto al portavoz popular, Eduardo Zaplana. El jefe de ambos, Mariano Rajoy, que había intervenido por la mañana para condenar el atentado, se había cuidado de realizar una crítica tan directa a la política antiterrorista del Gobierno.

Ángel Acebes, número dos de Rajoy, no asistió al encuentro, a pesar de estar anunciada su presencia: se quedó en la sede del partido para organizar el dispositivo electoral del domingo.

En el comunicado conjunto, los grupos se comprometen igualmente a apoyar "las concentraciones convocadas por las fuerzas políticas y sociales del País Vasco" -principalmente la que se celebrará en Mondragón el lunes- y las de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Astarloa y Zaplana exigieron que eso no quitase a ningún partido la libertad para acudir a otras manifestaciones. Y Astarloa confirmó después esa intención: "No tengo noticia en este momento de ninguna convocatoria, pero no sería contradictorio con nada de lo firmado aquí. Tenemos plena libertad para apoyar otras posibles concentraciones".

De hecho, las concentraciones comenzaron ayer: el Foro Ermua convocó una a las 20.30 en la madrileña plaza de Colón, a la que no asistió ningún alto cargo del PP. Sin embargo, los Ayuntamientos de Alicante y Castellón, gobernados por el PP, han anunciado un acto silencioso mañana ante los Consistorios, en contra del acuerdo de la FEMP de dejar los actos para el lunes, una vez celebradas las elecciones.

La reunión de los grupos parlamentarios se preparó en el despacho del portavoz socialista, Diego López Garrido. Eduardo Zaplana acudió allí con la firme decisión, tomada por su partido, de apoyar el comunicado conjunto y dejar claras las diferencias del PP: la exigencia de derogar la resolución parlamentaria de 2005 y la libertad para acudir a concentraciones que puedan convocar gentes de su entorno. Zaplana y López Garrido, que tienen una buena relación, se entendieron rápido, según fuentes de ambos partidos.

En el tercer párrafo del comunicado, el portavoz popular añadió que la derrota de ETA será "a través de la fuerza exclusiva del Estado de derecho". En el sexto, quiso eliminar una expresión aparentemente inofensiva, algo así como "con toda nuestra fuerza", demasiado parecida a uno de los lemas electorales del PSOE. Hubo acuerdo inmediatamente. Zaplana avanzó a López Garrido que en la reunión de los grupos el PP dejaría claros sus dos desmarques. Y así fue.

El encuentro fue cordial y relativamente breve: 45 minutos. Al final, Joan Ridao, de ERC, una de las pocas caras nuevas en el Congreso, dijo lo que creía que era una obviedad: "Bueno, y ahora hacemos una comparecencia conjunta para leer el comunicado pactado, ¿no?". Los demás se miraron, todos asumieron que era una buena solución, pero Astarloa cerró esa posibilidad: "Nosotros preferimos que se haga como la otra vez, como se hizo después del atentado en Francia [el pasado diciembre]: comparecencias individuales". Si uno rompe la baraja, no hay más que hablar. Poco antes, Ridao había criticado al PP por querer incluir en el comunicado la derogación de la resolución. "Nosotros, por ejemplo, seguimos defendiendo el diálogo con la banda, pero no exigimos que en un día como hoy se ponga eso en el comunicado", explicó.

El PNV también pretendía que se incluyera en el texto un llamamiento explícito al voto masivo el próximo domingo, como respuesta a ETA, que ha pedido la abstención. Finalmente, los negociadores lo descartaron para no complicar el acuerdo.

Todo el proceso de elaboración del comunicado conjunto fue muy similar al que se vivió el pasado 1 de diciembre, tras el asesinato de dos guardias civiles a manos de ETA en Capbreton (Francia). Entonces también hubo reunión de urgencia en el Congreso, texto común y apelaciones a la unidad. Con alguna diferencia: el PP reclamó entonces que el Gobierno instara la ilegalización de ANV y PCTV, cosa que ahora era superflua pues ya lo ha hecho. Y otra cosa: quien ese día habló en nombre del PP, Ángel Acebes, tuvo un tono más suave que Astarloa e incluyó algo que ayer brilló por su ausencia: un respaldo explícito al Gobierno. "En un día trágico apoyamos al Gobierno en cualquier iniciativa que busque la derrota de ETA", dijo.

Los representantes del PSOE en la reunión, José Blanco y López Garrido, se limitaron ayer a leer ante los periodistas el comunicado conjunto y a marcharse sin admitir preguntas. Blanco, eso sí, reiteró el compromiso de que el próximo Gobierno, sea del partido que sea, tendrá el apoyo "incondicional" del PSOE en la lucha antiterrorista. Y añadió: "Estamos satisfechos de ofrecer hoy una imagen de unidad democrática, que esperamos se mantenga siempre".

- IU. "Nosotros no ponemos peros a esta declaración de condena y unidad. Cometerá un error quien piense que esto es sólo hecho de un día. Quien por unas razones o por otras mine esa unidad mirando atrás y piense que es hora de pasar factura, y acuse a la víctima, en este caso el PSOE, por su política antiterrorista, se equivocará", señaló el candidato Gaspar Llamazares, refiriéndose al PP sin citarlo.

- PNV. El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, invitó a los vascos a que el domingo acudan masivamente a las urnas para expresar "con hechos" su rechazo a ETA. Subrayó la necesidad de que el atentado sea condenado no sólo "con las palabras", sino también "con hechos". "ETA ha pedido la abstención, por lo que cada voto que se deposite en las urnas en el País Vasco el próximo domingo será un acto explícito de condena a la banda".

- ERC. Joan Ridao, candidato por Barcelona, expresó su condena "más enérgica". "Es evidente que ETA va a la desesperada y quiere condicionar la agenda política y electoral. Lo mejor que podemos hacer es ir a votar con normalidad para no dar la razón a los violentos", señaló. Josep Lluís Carod Rovira añadió: "Todos teníamos miedo que ETA interviniera en la campaña y lo ha hecho en un acto despreciable. Estos gestos son los principales enemigos de la democracia".

Los partidos rechazan el "doble desafío a la democracia"

- Los partidos con representación en el Congreso (PSOE, PP, CiU, ERC, PNV, IU-ICV, BNG, CC, Cha, EA, Na-Bai y NC), así como las organizaciones de empresarios CEOE y CEPYME y los sindicatos CC OO, UGT y USO suscribieron ayer un comunicado conjunto de repulsa al atentado de ETA que acabó con la vida del ex edil socialista Isaías Carrasco en Mondragón (Guipúzcoa). El texto íntegro de la declaración, acordada ayer en el Congreso de los Diputados, es el siguiente:"En la mañana de hoy, la banda terrorista ETA ha asesinado en Mondragón al ciudadano y militante del Partido Socialista y de la Unión General de Trabajadores, Isaías Carrasco. Manifestamos nuestro más afectuoso sentimiento de condolencia y cariño a la familia de Isaías Carrasco, cuyo único delito ha sido representar como concejal a los ciudadanos de Mondragón, que lo votaron democráticamente. Manifestamos también nuestra condolencia y solidaridad al Partido Socialista y a la Unión General de Trabajadores de Euskadi. Todas las formaciones políticas y sociales firmantes expresamos la más rotunda condena y el rechazo más enérgico a este nuevo atentado criminal de ETA. Todos asumimos esta nueva víctima del terrorismo como propia. Todos estamos dispuestos a responder a esta agresión de forma firme y unitaria, a defender la libertad y a derrotar a ETA a través de la fuerza exclusiva del Estado de Derecho. Apoyamos y respaldamos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que conseguirán, como tantas otras veces, que los asesinos sean entregados a la justicia y paguen por su crimen. ETA ha asesinado a un trabajador y a quien fue un representante de los ciudadanos. Lo ha hecho en vísperas de unas elecciones. Es un doble desafío a la Democracia y a las libertades que encontrará la respuesta democrática que merece este crimen. Nunca conseguirán nada. Solo les espera la aplicación de la ley, la acción de la policía y el ejercicio de la justicia. Las organizaciones firmantes llamamos a los ciudadanos a responder a este crimen desde la serenidad y desde la firmeza democrática. Las elecciones democráticas del próximo domingo se convertirán en una nueva victoria de la libertad. ETA no ha conseguido ni conseguirá nunca torcer la libre voluntad de los ciudadanos. Al terrorismo sólo se le puede combatir y derrotar con la unidad de los demócratas y con la fuerza del Estado de Derecho. Las organizaciones firmantes apoyamos todas las convocatorias y movilizaciones que acuerden las fuerzas políticas y sociales del País Vasco para expresar la repulsa ciudadana ante este crimen. Por ello, apoyamos la concentración convocada por estas fuerzas políticas y sociales en Mondragón el próximo lunes 10 de marzo, así como las concentraciones convocadas en esa fecha por la Federación Española de Municipios".

Los Reyes y los Príncipes expresan su "indignación y dolor"

- Los Reyes y los príncipes de Asturias han enviado telegramas de condolencia a la viuda del ex concejal socialista Isaías Carrasco, muerto hoy al recibir los disparos de un terrorista en Mondragón (Guipúzcoa), un asesinato "cobarde, vil y execrable", según un portavoz de la Casa del Rey.Don Juan Carlos también ha remitido otro mensaje de pesar al secretario general del Partido Socialista Obrero Español, José Luis Rodríguez Zapatero, partido en el que militaba Isaías Carrasco. El asesinado por ETA fue concejal en el Ayuntamiento de Mondragón por los socialistas hasta las elecciones municipales de mayo del 2007, cuando no salió elegido.En sus telegramas, la familia real ha expresado su "firme condena" por esta acción terrorista por la que manifiestan su "indignación" y "dolor". Poco después de producirse el atentado terrorista, los Reyes condenaron y lamentaron la muerte de Isaías Carrasco, rechazo y pesar al que se unen los Príncipes de Asturias.- El presidente del Senado, el socialista Javier Rojo, manifestó que "es el momento de aparcar reproches y pensar en la unidad de la democracia", ya que "juntos somos más fuertes". Rojo hizo estas declaraciones mientras viajaba a Mondragón para acompañar a la familia de la víctima y a sus compañeros del Partido Socialista de Euskadi (PSE), formación por la que concurre como candidato de Álava a la Cámara alta.- La Federación Española de Municipios y Provincias pidió a todas las alcaldías que convoquen concentraciones silenciosas de cinco minutos el lunes, 10 de marzo, al mediodía en repulsa por el atentado.- La asociación de municipios vascos, Eudel, condenó el atentado y convocó hoy a las doce del mediodía concentraciones de protesta ante los ayuntamientos vascos por el atentado. El presidente de la asociación, Jokin Bildarratz, explicó que "Isaías Carrasco era un voluntario de la política, que, como muchos otros, sólo buscaba mejorar la calidad de vida de sus vecinos y representarles desde unas ideas defendidas democráticamente"- Los presidentes de las comunidades de Madrid, Cataluña, Galicia, Cantabria, Baleares, Canarias, Andalucía, la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja y la ciudad autónoma de Melilla, entre otras, condenaron el atentado y pidieron unidad contra el terrorismo. La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, pidió que "todos juntos, no sólo socialistas y populares", rechacen la violencia etarra. El andaluz Manuel Chaves reclamó una respuesta "cívica y con tanta serenidad como firmeza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de marzo de 2008

Más información