Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ECONOMÍA Y FINANCIACIÓN DE CATALUÑA | ELECCIONES 2008

"En Estados Unidos se publica la balanza fiscal y no pasa nada"

Pregunta. A las puertas de una negociación compleja sobre el nuevo sistema de financiación de la Generalitat, ERC pone énfasis en "el expolio fiscal de Cataluña". ¿Cómo concibe la solidaridad de las comunidades ricas?

Respuesta. El actual modelo es un modelo de gasto, no de ingreso, a diferencia del concierto vasco. Por eso, es fundamental valorar de forma ajustada la necesidad de gasto de Cataluña, algo que no se ha hecho durante años. ERC exige una negociación bilateral Cataluña-España compatible con que la nueva financiación beneficie a otras comunidades. Y, segundo, exigimos reducir el déficit, que estimamos en 19.000 millones de euros, del 10,2% del PIB al 7% en cuatro años. No tiene sentido que Cataluña sea la cuarta comunidad en renta per cápita y pase al octavo lugar una vez se le aplica el modelo de financiación, con los correspondientes mecanismos de nivelación y solidaridad. Su financiación debe mejorar, pero debe seguir siendo solidaria.

P. Hay quien piensa que no pagan impuestos los territorios, sino los ciudadanos.

R. Eso es una falacia. El Estado redistribuye la renta a través de los servicios que presta a los ciudadanos por sus competencias. El resto del dinero que llega a las comunidades procede de una transferencia de capital que el Estado destina a cada autonomía según valora los servicios que, a partir de las competencias de esa autonomía, tiene encomendados. Cataluña tiene problemas con la financiación de la sanidad porque la valoración que se hizo de los traspasos de competencias no se hizo bien. Hace dos años se tuvo que reformular.

P. ¿Por qué cree que Madrid, una comunidad también rica y con déficit fiscal, no habla de expolio?

R. Quizá deberíamos hablar, más que de Madrid, de otras comunidades como Andalucía, que tuvo su problema de deuda histórica y a nadie se le ocurrió llamarla insolidaria. El caso de Madrid no es paradigmático. Se beneficia de la capitalidad. Las grandes empresas tributan allí.

P. El ministro Solbes rechaza vincular la publicación de las balanzas fiscales a la negociación de la financiación...

R. En Estados Unidos se hace pública la balanza fiscal y no pasa nada. Apelamos a los principios de transparencia y lealtad institucional. Debemos poder saber lo que pagamos y lo que recibimos. No podemos ir a negociar un nuevo sistema de financiación con las cartas marcadas, que Solbes negocie conociendo todos los números y la parte catalana no. La publicación de las balanzas fiscales es una condición indispensable para hablar de cualquier posible pacto después de las elecciones de domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2008