Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Pizarro indigna a los empresarios de Girona

El 'número dos' de Rajoy dice que los emprendedores catalanes sólo se quejan

Manuel Pizarro llegó a Girona la semana pasada con ánimo vencedor, seguro de sí mismo y repartiendo piropos a diestro y a siniestro. Presumió de su amor a Cataluña, al "amable" Empordà y a la Costa Brava, y trató de meterse en el bolsillo al centenar de empresarios ante los que pronunció una conferencia en un hotel de las afueras. Sus vaticinios catastrofistas sobre un hipotético apagón en la ciudad a causa de una deficiente red eléctrica dejaron estupefactos a más de un asistente a la charla, pero al final lo arregló chapurreando en catalán y reiterando su cariño hacia la tierra "donde mejor se veranea".

En lo que el flamante fichaje de Mariano Rajoy fracasó estrepitosamente fue en su intento de convencer a los empresarios. Es más, acabó por indignarlos. Y éstos no se callaron. Tras la charla, un bufé informal en una sala contigua. Todo iba sobre ruedas, según la propia Alicia Sánchez-Camacho, la número uno en Girona, que iba de mesa en mesa repartiendo sonrisas: "Os lo voy a presentar y os va a encantar, se está metiendo a la gente en el bolsillo". A partir de ahí y después de que los periodistas abandonasen la sala, el guión cambió y salió a relucir "la verdadera cara" de Pizarro, según confirmaron fuentes de la Federación de Organizaciones Empresariales de Girona (FOEG).

"En Girona hace más de 30 años que hay autopista pagada en parte por el Estado", señaló el candidato

Los empresarios respondieron a Pizarro que no votarán al PP

El PP de Girona había organizado una reunión a puerta cerrada con los empresarios más relevantes, un encuentro pensado para pedirles el voto. La cúpula empresarial se lamentó del "déficit histórico" de infraestructuras en las comarcas gerundenses y la respuesta de Pizarro dejó atónito a más de un asistente. "En Teruel tenemos autovía desde hace cuatro días y aquí hace más de 30 años que hay una autopista pagada en parte por el Estado", les espetó Pizarro. Según los empresarios asistentes a la reunión, el número dos del PP en la lista de Rajoy también les censuró por "quejarse siempre y no hacer nada por mejorar la situación". El encuentro alcanzó su máxima tensión cuando uno de los asistentes se atrevió a contestarle que con aquella actitud no obtendría "ningún voto" en Girona, justo lo contrario de lo que habían ido a buscar. La reunión no duró ni 15 minutos y concluyó en medio de un clima de crispación.

Según fuentes del PP en Girona, tanto Daniel Sirera como Alícia Sánchez-Camacho intentaron allí mismo calmar los ánimos de los empresarios mientras Pizarro abandonaba la ciudad en coche. Ambos dirigentes populares se disculparon por la "falta de experiencia" de Pizarro y reconocieron que se podía haber "expresado mejor".

La candidata del PSC por Barcelona aprovechó a fondo ayer el tropiezo de Pizarro. En un mitin en Girona dijo sentirse indignada. "Los empresarios de Girona se sintieron insultados como nosotros; somos un país de trabajadores y queremos mejorar". La candidata del PP llamó a reaccionar: "Señores del PP, si esto es lo que tienen para Cataluña, el 9 de marzo los catalanes iremos a votar para mejorar nuestro país". "No se saldrán con la suya", remachó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2008