Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MAHMUD AHMADINEYAD | Presidente de la República Islámica de Irán

"Estados Unidos piensa que todos los problemas se resuelven a cañonazos"

El líder iraní descifra su política en una entrevista con EL PAÍS

Reina un silencio extraño en el complejo presidencial en Teherán, semidesierto en la mañana del viernes pasado (equivalente al domingo cristiano), desde donde el presidente Mahmud Ahmadineyad, el líder supremo de la revolución, Alí Jamenei, y un grupo de ayatolás dirigen el destino de Irán.

Reina un silencio extraño en el complejo presidencial en Teherán, semidesierto en la mañana del viernes pasado (equivalente al domingo cristiano), desde donde el presidente Mahmud Ahmadineyad, el líder supremo de la revolución, Alí Jamenei, y un grupo de ayatolás dirigen el destino de Irán.

Ahmadineyad recibe a EL PAÍS en un momento de creciente aislamiento del régimen. Occidente desconfía del uso final que Irán quiere dar a las 3.000 centrifugadoras que día y noche enriquecen uranio, mientras Teherán defiende su derecho a disponer del ciclo completo para producir energía nuclear. Ni las sanciones (de la ONU y de Estados Unidos), que complican cada vez más el día a día de los iraníes, ni las amenazas parecen hacer mella en los ayatolás, que durante casi 30 años han defendido una revolución islámica vista por sus enemigos como un elemento desestabilizador de la región desde el principio. "EE UU piensa que todos los problemas se resuelven a cañonazos", afirma Ahmadineyad durante la entrevista.

Se refiere a Irak; pero es también una advertencia a Estados Unidos y a Israel. "No hay potencia en el mundo que pueda siquiera pensar en atacar a Irán".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de marzo de 2008