Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una decena de militares embozados da una paliza a tres soldados inmigrantes

Dos arrestados por la agresión xenófoba en el cuartel barcelonés de El Bruc

Tres soldados inmigrantes, dos colombianos y un ecuatoriano, que se encontraban de baja por enfermedad, sufrieron el pasado 8 de febrero una brutal paliza a manos de entre seis y diez militares embozados que la emprendieron a puñetazos y patadas con ellos.

La agresión, sin precedentes en las Fuerzas Armadas españolas, se produjo a plena luz del día en el interior del acuartelamiento de El Bruc, en el centro de Barcelona. El Ejército de Tierra, según confirmaron ayer fuentes del Ministerio de Defensa, ha abierto una investigación sobre este incidente de carácter presuntamente xenófobo.

Hasta ahora, sólo se han confirmado los arrestos preventivos de dos de los agresores, ambos soldados de nacionalidad española -aunque uno de ellos tiene origen marroquí-, que fueron identificados desde el primer momento, a pesar de que llevaban el rostro cubierto con medias o pasamontañas.

Los tres agredidos fueron atendidos de urgencia en un centro hospitalario próximo al cuartel por las lesiones de carácter leve y magulladuras que les causaron los golpes.

Cuando fueron atacados, a las tres de la tarde, los tres latinoamericanos descansaban en sus literas. Esa misma tarde se personaron en el cuartel varios guardias civiles del Grupo Operativo dependiente de la Inspección General del Ejército, con sede en Barcelona, que se ha hecho cargo de la investigación.

Lo que convierte este caso en especialmente grave es el hecho de que la agresión fuese premeditada, como demuestra el que los atacantes llevasen el rostro cubierto, y se produjera además en el interior de un acuartelamiento.

Desde el pasado 1 de diciembre, el cuartel del Bruc alberga un batallón de Cazadores de Montaña, con unos 200 efectivos, adscrito a la Agrupación de Tropas de Montaña con sede en Jaca (Huesca), tras la disolución de la antigua brigada de infantería movilizable Urgel.

Las Fuerzas Armadas españolas cuentan con 5.440 extranjeros, lo que representa casi el 7% de los efectivos de tropa y marinería. Sólo pueden convertirse en soldados los ciudadanos de países latinoamericanos y de Guinea Ecuatorial. En mayo pasado, se aumentó del 7% al 9% el porcentaje máximo de extranjeros en filas y se amplió la lista de destinos en los que se les admite, aunque no pueden ascender ni permanecer más de seis años si no obtienen la nacionalidad española. Cuando se les abrieron por primera vez las puertas de los ejércitos, en 2004, el límite se fijó en el 2%.

La integración de los inmigrantes se ha desarrollado sin problemas, según fuentes del Ministerio de Defensa. Tres de los seis militares muertos en el ataque contra las tropas españolas en Líbano, en junio pasado, eran colombianos, y uno de los dos fallecidos en septiembre en Afganistán era ecuatoriano.

Pese a ello, se han producido algunos incidentes. El pasado 24 de enero, alumnos españoles y latinoamericanos de una escuela del Ejército del Aire en Zaragoza se enzarzaron en una pelea y dos miembros de cada grupo fueron castigados con 14 días de arresto, según informó Abc.

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, calificó el incidente de "caso aislado" y destacó que "el Ejército es un poderoso mecanismo de integración [de los inmigrantes] en la sociedad española".

Extranjeros y FAS

- La cifra de extranjeros en las Fuerzas Armadas españolas ascendía a finales de 2007 a 5.440 , lo que supone el 6,87% de los efectivos de tropa y marinería.

- El 42% de los soldados extranjeros son ecuatorianos y el 39% de Colombia.

- La mayoría están en el Ejército de Tierra (3.964). En la Armada hay 1.181 y en el Ejército del Aire 295.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de marzo de 2008

Más información