Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

60 pisos de lujo sobre el patio del cole de Barceló

La reforma del céntrico mercado se llevará por delante la zona de recreo de una escuela pública

Desde el año 1953, y dan fe de ello los recortes de periódicos que tienen expuestos en los pasillos, el colegio Isabel la Católica, en la calle de Barceló (Centro), utiliza como patio de recreo una pista de fútbol sala que hay entre el centro y el antiguo mercado de Barceló. La pista está en suelo municipal pero, por un acuerdo implícito, en horario escolar sólo la usan los 350 alumnos del colegio (hasta sexto de primaria). Luego, los fines de semana, la pueden utilizar vecinos del barrio para jugar partidos de fútbol.

El Ayuntamiento alega que cambiará el proyecto, pero no dice cómo

Y eso es así porque el centro tiene un patio original muy pequeño. Casi un pasillo. Pero ahora, el Ayuntamiento proyecta la construcción de un edificio de siete plantas y 60 viviendas de lujo sobre la actual pista de fútbol para sufragar así la anunciada remodelación del mercado de Barceló. Una mole de hormigón adosada al edificio del Isabel la Católica y de altura superior al centro que dejaría sin luz ni vistas al colegio (véase gráfico adjunto).

Desde que conoció las intenciones del Ayuntamiento, la Asociación de Madres y Padres del centro se movilizó para paralizar el proyecto. "Tenemos una organización para salvar el cole. Pretendemos paralizar el proyecto, porque no nos parece de recibo que en suelo público se construyan viviendas de lujo para empeorar las condiciones del colegio", denunciaba ayer Maribel Fuentes, su presidenta. "Queremos que se cuente con nosotros para elaborar el proyecto".

"Eso es una parcela de uso público. Al colegio se le dejó ese espacio durante años. Pero eso no significa que sea suyo. No tiene sentido reclamar una cosa de la que no se es el propietario", replicó un portavoz del área de Urbanismo. Añadió que el proyecto que presentó en diciembre como ganador del concurso de ideas al que concurrieron 76 propuestas -y que incluye el edificio de vivienda libre- no será como se dijo que iba a ser. "Las viviendas no irán en el patio, ni habrá pasarela. Estamos estudiando que haya un paso subterráneo". O sea que, según esta versión, el proyecto ganador no tendrá las características que lo hicieron imponerse a los demás.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presentó el pasado diciembre el proyecto de remodelación del área de Barceló, adjudicado mediante concurso público a los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano. Estará terminado en 2011. El plan contempla la construcción de un polideportivo, una piscina, un aparcamiento, una guardería y zonas verdes. Todo ello sufragado con la construcción del gran bloque de viviendas que irá adosado al colegio. Un procedimiento ya habitual para pagar estas obras de "revitalización" de mercados. El concejal del PSOE, José Manuel Rodríguez, anunció ayer que su grupo piensa pedir la revisión del proyecto.

En la propuesta ganadora, como el colegio pierde lo que ha sido el patio de deportes, se diseña una pasarela elevada a 13 metros de altura para conectar, a través del bloque de viviendas, el colegio con la azotea del mercado. Ahí los niños podrían disfrutar del recreo.

Esta parte de la historia todavía enerva más a los padres del Isabel la Católica. "¿Van a tener que cruzar la pasarela y jugar a 13 metros de altura cada día? ¿Es una broma?", protestaba uno de ellos ayer antes de reunirse con la dirección del centro para discutir el asunto. En el encuentro, la directora del centro reconoció que "el edificio de viviendas es demasiado alto y quitará luz al centro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de febrero de 2008