Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | El cara a cara en televisión

Todo listo para un debate con 50 condiciones

Los equipos técnicos del PSOE y del PP supervisan el escenario del duelo

Los equipos técnicos que supervisan los debates entre Zapatero y Rajoy no han dejado ningún fleco al azar. Ayer visitaron el escenario del duelo, un plató similar al que albergó el último cara a cara entre Nicolas Sarkozy y Ségolène Royal. Todo está calculado y pactado: la llegada de los candidatos, la entrada al plató, la ubicación de cada uno, los tiempos, la realización. PP y PSOE llevaron ayer fotografías de sus candidatos para ajustar los planos y comprobar la realización mientras la Academia de Televisión llevaba a cabo un ensayo general con figurantes.

En los últimos días, el PP se ha mostrado reacio a que se emitan planos cortos de Rajoy porque sus estrategas creen que Zapatero da mejor de cerca. Un protocolo fija todas las reglas, que sirven de referencia a la entidad encargada de producir la señal. Será un debate meticulosamente medido y sujeto a 50 condiciones. Aunque hasta el último minuto cualquiera de los dos partidos puede plantear nuevas exigencias.

- Condiciones de duración. Los candidatos llegarán al plató instalado en Ifema por separado (Rajoy, a las 21.15 y Zapatero, a las 21.25). A las 22.03 comenzará el debate, moderado por Manuel Campo Vidal, y concluirá a las 23.45. Habrá una pausa publicitaria de seis minutos.

- Señal. Será institucional y a la misma podrán engancharse televisiones, radios e Internet (entre las cadenas nacionales, lo retransmiten TVE-1, Cuatro y La Sexta). PP y PSOE la darán en sus páginas web. Los rótulos se limitarán al nombre de los candidatos y del moderador (la academia no permite a las cadenas incorporar sus propios rótulos).

- 10 condiciones sobre los tiempos. Se distribuirán a partes iguales, con una exposición inicial (tres minutos por candidato) y un epílogo (otros tres minutos). Cada uno de los cinco temas será abordado en tres intervenciones alternas de dos minutos y una más de un minuto. Por sorteo, Rajoy abrirá los bloques y los cerrará Zapatero. El candiato del PP estará a la izquierda del moderador y el del PSOE a la derecha. En la vuelta (3 de marzo) cambiarán las tornas. Cronometradores de baloncesto controlarán los tiempos. En total, hablarán 41 minutos cada uno.

- 25 condiciones sobre el plató. Los partidos detallan al milímetro las dimensiones del estudio construido por la academia, en el que no habrá público. La mesa tendrá 72 centímetros de alto, el suelo será antideslizante, la iluminación rondará los 3.200 kilovatios y la temperatura del estudio será de 21 grados. Rajoy y Zapatero estarán sentados en sillas regulables, sin brazos ni ruedas y con un respaldo que no cubra toda la espalda. Llevarán dos micrófonos de corbata cuyas pilas no se conectarán hasta que se encuentren en el plató. En la mesa sólo habrá dos cosas: la documentación que quieran los candidatos y agua. Tendrá incorporados relojes digitales con la cuenta atrás de las intervenciones. El tiempo se verá también en sendos monitores.

- Cuatro condiciones sobre los planos. La realización ofrecerá un plano general del plató, y las cámaras captarán planos cortos y medios. Habrá también planos de escucha y contraplanos del candidato que no habla, que no superarán los cuatro segundos. El número de planos de Rajoy y de Zapatero será similar. La última intervención (tres minutos) será un plano corto fijo.

Para la toma de planos cortos y primeros planos, el objetivo de las cámaras estará a la altura de los ojos de Rajoy y de Zapatero.

- Ocho condiciones sobre el moderador. Campo Vidal estará situado en medio de Zapatero y Rajoy, se dirigirá a ellos como candidatos y no valorará o precisará sus comentarios. Recordará el consumo de tiempos y podrá compensarlos en caso de que un candidato siga en el uso de la palabra pese a haber agotado su turno. Si esto ocurre, en el último tramo podrá poner fin a la intervención. También mediará si el candidato que habla es interrumpido reiteradamente o de modo que su exposición sea entorpecida. Los partidos han pactado que, en la última intervención, los candidatos no podrán hacer alusiones al contrincante. En caso contrario se abrirán turnos de réplica hasta que el final del debate sea neutro.

- Condiciones de los equipos. Cada uno de los candidatos tendrá a su disposición una sala acondicionada con televisión, teléfono, fax y el correspondiente catering. En ellas podrán seguir el debate seis asesores. Tendrán un maquillador cada uno. Durante la publicidad sólo podrá acceder al plató una persona del PP y otra del PSOE. Además, los partidos podrán situar a una persona en el control de realización. Pueden también contar con un médico, que estará en la misma sala que el equipo de asesores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de febrero de 2008