Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Llamazares recibe aplausos en territorio hostil

Hace campaña en Valencia, donde la guerra entre facciones acabó en escisión

Tenía que poner cara de póquer. Viajar a territorio hostil, subir al estrado con la misma gente con la que hace poco se vio en los tribunales y pedir el voto para ellos, con entusiasmo, ante 500 simpatizantes. Lo hizo. Así es la política. Gaspar Llamazares, candidato de IU a las generales, pasó ayer su peor trago en esta campaña. Pero era imprescindible: el diputado por Valencia, uno de los cinco que tiene IU-ICV, está en el aire. Y la cosa salió mejor de lo que se podía prever: el mitin fue el más largo hasta la fecha, él hasta hizo chistes (algo inaudito) y los asistentes le devolvieron aplausos.

En Valencia se ha librado la batalla más dura en la guerra interna de IU, dividida entre los fieles a Llamazares y los críticos (el núcleo directivo del PCE). El último pulso fue por las listas electorales, y lo ganó el PCE: en Valencia serán sus candidatos (elegidos contra la opinión de la dirección federal) los que concurran al 9-M. El enfrentamiento fue tan sonoro que obligó a ambas partes a verse en los tribunales y acabó en escisión: la diputada Isaura Navarro, apartada de las listas, abandonó IU y montó otro partido.

Así que los candidatos oficiales de IU (a los que ayer él estrechaba manos) son los del sector crítico con Llamazares, mientras Navarro, que era fiel al coordinador, es ahora rival electoral. Y el peligro es que el voto de los simpatizantes de IU se divida y que eso haga perder el escaño (que iría al PP). Por eso Llamazares tenía que acudir a Valencia.

Para sorpresa de muchos, el mitin fue de los más animados. Por un momento la guerra pareció aparcada; los esfuerzos, concentrados en el objetivo común. "Yo no oculto, como otros partidos, las diferencias internas en mi organización, pero nosotros las solucionamos democráticamente", comenzó sin tapujos. "Tengo claro quién es el enemigo: la derecha".

Después hizo un repaso al programa de IU y repartió los oscar de Hollywood por adelantado: a Rajoy, el de película de ciencia-ficción -"¡Ahora dice que es moderado! Se pone el guante de terciopelo para ocultar la mano dura"-; a Zapatero, el de efectos especiales -"Cada vez es más camaleónico, hace una cosa y la contraria, tiende puentes a CiU y a IU"-.

Dio más estopa que de costumbre al PP, pero no dejó de arremeter contra el PSOE: "Zapatero ha fallado en el giro social. Bajar los impuestos no es de izquierdas. Nunca lo ha sido ni lo será. Es una blasfemia. Y tampoco lo es hablar de superávit cuando hay un gran déficit social. ¡Es obsceno!", proseguía el candidato sus dardos contra los socialistas, y la grada aplaudía. También los cargos del PCE valenciano, que se han hartado de acusar a Llamazares de ser poco crítico con el PSOE en esta legislatura.

Tan cómodo parecía al final, que terminó con una broma delicada: "Estoy empezando a cogerle envidia a mi avatar: cuando hace una gamberrada sale en todos los medios. ¡Yo llevo cuatro años haciendo propuestas y no me sacan nunca!". Su avatar, o personalidad en Internet, protagonizó la semana pasada un vídeo en el que quema una fotografía de la Familia Real.

Llamazares en Valencia

- "¿Por qué no puede la tradición comunista gobernar este país?"

- "Si IU decide, revisaremos los conciertos y paralizaremos la construcción de universidades privadas"

- "Al PP no le interesan las víctimas del 11-M, le interesa que alguien le robó la cartera en las elecciones del 14-M"

- "El PP de Valencia está entre Terra Mítica y Cosa Nostra"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de febrero de 2008

Más información