Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra el terrorismo

Los acusados de 'kale borroka' tenían fotos de objetivos potenciales de ETA

"Lo de Barajas fue una demostración de fuerza. Dos muertos. Como eran ecuatorianos, mejor para nosotros", dice un papel incautado al jefe del grupo

Los siete detenidos el martes pasado por actos de kale borroka en Vitoria tenían en su poder datos sobre potenciales objetivos de ETA, como un panfleto con la imagen de un magistrado y una foto de la torre del BBVA en la zona de Nuevos Ministerios de Madrid, la misma contra la que tenía previsto atentar el comando Elurra, de la banda terrorista, que fue desarticulado a principios de enero.

El juez Pedraz encarcela a cinco de los siete detenidos en Vitoria

Esos datos, unidos a las anotaciones manuscritas realizadas por el principal dirigente de Segi en Álava, Bergoi Madernaz, e incautadas en su domicilio, y a la declaración del etarra Koldo Moreno que señalaba a otro de los arrestados, Ander Garay, como integrante de un talde, permiten deducir que varios de los detenidos estaban a punto de dar el paso de integrar comandos armados de ETA.

El juez Santiago Pedraz envió ayer a la cárcel a cinco de ellos: Bergoi Madernaz, Azaitz García Solozabal, Ander Garay, Aitor Juárez y Ganeko Urcelay, por pertenencia a organización terrorista. Para el juez, los cinco citados serían los "dinamizadores" de la lucha callejera que opera en Álava. "No se trata de individuos que actúan espontáneamente en la lucha callejera", señala el juez, sino que conforman "una estructura organizada con el fin de planificar la violencia callejera y con apoyo a la estrategia diseñada al efecto por ETA".

Un sexto detenido, Jon Liguerzana, fue puesto en libertad bajo fianza de 24.000 euros, mientras que el séptimo imputado, que trabaja de camarero en el bar donde se encontraron algunas de las pruebas, quedó en libertad sin fianza.

"Hay que crear el conflicto en las tres provincias del norte", "Lo de Barajas fue una demostración de fuerza. Dos muertos. Como eran ecuatorianos, mejor para nosotros". "No hemos entendido ni nosotros el alto el fuego permanente, tenemos que hablar con la gente". Estos son varios de los textos manuscritos -pura sensibilidad, como puede apreciarse- incautados al jefe del grupo, Bergoi Madernaz, al que también se le ocupó un manual para la fabricación de explosivos caseros, manifiestos de ETA y otro material.

A Ganeko Urcelay le ocuparon 23 mapas topográficos, así como un manual sobre "qué hacer ante una detención". Este documento lo tenían en su poder varios de los detenidos. A Ander Garay, además le han encontrado, entre otros objetos, una carta del etarra Koldo Moreno, en la que le alienta a seguir desarrollando la actividad del grupo.

Por otro lado, el Tribunal Especial de París condenó ayer a 15 años de prisión a tres etarras procesados por haber intentado cobrar el chantaje conocido como impuesto revolucionario de ETA a un empresario español, informa Efe. Los etarras condenados son: Ana Miren Alberdi, Carlos Sáez de Eguilaz y Cristina Goirizelaia. Los tres deberán pasar al menos 10 años en prisión en Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2008