Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Ridao dice que apoyar a CiU es tirar el voto a la papelera

Joan Ridao, candidato de Esquerra, invitó ayer a los simpatizantes de Convergència i Unió a dar su voto a la formación independentista al advertir que apoyar a Josep Antoni Duran i Lleida, cabeza de cartel de CiU, es "firmar un cheque en blanco" y "tirar el voto a la papelera". En la Sala Francesc Tarafa, en Granollers, ante un centenar de simpatizantes, Ridao leyó un pliego de declaraciones del dirigente democristiano. "No lo digo yo: él mismo afirmó que la independencia no sirve de nada, y parece que le da igual quién gane. Que tenga claro la buena gente soberanista de CiU que han sacado la Generalitat a subasta y que para ellos no es más que una auténtica mercancía".

Sin la presencia de Josep Lluís Carod Rovira y de Joan Puigcercós, Ridao, lejos de los encendidos discursos de sus colegas, tomó ayer por primera vez el protagonismo en un mitin en una sala donde minutos antes unos alumnos de una escuela de música vinculada al Liceo tocaban un piano de cola.

Si en el inicio de campaña en Tarragona Esquerra planteó estas elecciones como un dilema -"o el PP o nosotros: no hay nadie más", resumió Puigcercós-, ayer Ridao repartió críticas para todos. Primero avisó de la inutilidad de dar el apoyo a Carme Chacón, candidata socialista, porque su voto contribuirá a alimentar el desengaño causado por José Luis Rodríguez Zapatero entre el electorado de izquierdas.

Esquerra ha dejado a un lado su tema favorito de los últimos días: la independencia de Kosovo. Quizá por la reprimenda del presidente de la Generalitat, José Montilla, al consejero de la Vicepresidencia, Josep Lluís Carod Rovira, que felicitó por carta y en nombre del Gobierno catalán al nuevo Gobierno kosovar. La carta, con membrete de la Generalitat, disgustó al presidente. Éste le hizo saber que el Gobierno catalán no tiene competencias para reconocer ningún nuevo país y que no procede una felicitación en nombre de un Ejecutivo. Como máximo, un saludo a título personal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2008