Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'Gran Enciclopèdia Catalana' se ofrece gratis en Internet

La versión en papel pervivirá en edición más compacta

El Grupo Enciclopèdia Catalana ha hecho una jugada de póquer y, además, en Internet: 40 años después del primer fascículo, la histórica Gran Enciclopèdia Catalana se puede consultar desde ayer en la Red de forma abierta y gratuita (enciclopedia.cat). Y, además, en otoño adoptará la característica de Wikipedia de permitir la intervención de los usuarios en sus contenidos, si bien bajo supervisión editorial. Lo que ni se ha atrevido a realizar la poderosa Enciclopedia Británica lo hace la carismática obra de tapas verdes, que pasará de 270.000 a 350.000 entradas a finales de primavera. La inclusión de productos del grupo (suplementos, anuarios, etcétera), ha de elevar la cifra a 575.000 en 2010.

La apuesta de Enciclopèdia de llevar a la Red la que sería su tercera edición (tras la inicial y la de 1986, que culminó en la versión actual en 24 volúmenes) es fuerte por todos lados, pero especialmente por el económico, como lo fue en el durísimo inicio del proyecto, que llevó a una crisis financiera en 1971. Ahora, el sistema abierto hará que se pierdan las 120 suscripciones particulares y las diversas institucionales que desde 1998 tenía la versión criptada a través del portal grec.cat, que ahora desaparece.

280.000 hipertextos

A la falta de esos ingresos han de sumarse los 300.000 euros anuales del coste del equipo de cuatro personas que actualizará las entradas y que asumirá la fundación de la entidad; en próximas fechas se unirán 10 redactores y 80 colaboradores externos que, en tres años y medio, renovarán los contenidos, hasta llevarlos a 50.000 fotos, 2.000 mapas, 1.500 vídeos y 250.000 hipertextos internos y 30.000 externos.

"Las suscripciones en red a partir de un entorno cerrado estaban tocando techo y también notamos una bajada en las ventas de la edición en papel. No es fácil colocar hoy 24 volúmenes", argumentó el director general de Enciclopèdia Catalana, Albert Pèlach, para justificar el salto. En su opinión, la oferta no afectará a las ventas de la obra en papel: "A la larga, incluso nos aportará más; lo que sí haremos será una edición más compacta". Las futuras ganancias han de venir de "una publicidad y de un soporte institucional, así como de las ventas de nuestro know how", opina Jesús Giralt, director editorial. La página tiene dos botones más: uno para su Diccionari de la Llengua y otro para la Encyclopaedia (términos catalanes en inglés).

El as escondido sería el pasar de los 8 millones de visitas al año a 10 millones en breve. "Buscar en Google y que no salga la Enciclopèdia hace daño a la marca; cuando nació, la Enciclopèdia quería explicar Cataluña al mundo y explicar el mundo en catalán. Eso hoy se hace por Internet", sentencia Pèlach.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de febrero de 2008