Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Gabriela Sánchez Ferlosio, traductora

También fue librera y siempre vivió en ricos entornos culturales

Nacida en el seno de una familia de escritores y rodeada, por lazos amistosos de otros, debió su nombre a uno de los tres arcángeles, que la mitología de su padre, Rafael Sánchez Mazas, llevó hasta las pilas bautismales de sus tres primeros hijos. En las antípodas políticas de su progenitor, la juventud de Gabriela transcurrió entre conspiraciones antifranquistas, y esa democrática beligerancia, nunca la abandonó. Su curiosidad intelectual la llevó a efectuar traducciones del italiano (es de recordar una historia monumental de la Florencia renacentista) y a verter al español a narradores italianos de la categoría de Italo Calvino. Fue también librera y en su establecimiento formó a jóvenes y cultos profesionales, como el desaparecido Eduardo Naval. Hoy son míticas sus funciones de teatro, en casas de amigos, donde formaba elenco con Juan Benet, Juan Garcia Hortelano, Natacha Seseña, Jaime Salinas o Vicente Molina Foix, en piezas paródicas de los intensos estilos de Strindberg , Dreyer o Bergman. Hermana de hombres tan creativos como Miguel Sánchez Mazas y Rafael y Chicho Sánchez Ferlosio, estuvo casada con Javier Pradera del que nacieron dos hijos, Máximo y Alejandro. A estos últimos y a su nieto Juan, nuestro pésame.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2008