Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acusaciones cruzadas de PP y PSdeG por el voto emigrante

El secretario general del PP de Galicia, Alfonso Rueda, vinculó ayer al secretario de Organización del PSdeG, Ricardo Varela, con la "red tejida" por los socialistas para "pagar con fondos públicos" a una supuesta agente electoral de esta formación en Argentina, María Isabel Blanco, para las pasadas municipales. El contrato laboral de esta emigrante retornada, según Rueda, "lo pagó la Consellería de Traballo", que gestiona el dirigente socialista.

"O el conselleiro no se entera de nada o también está en la trama", afirmó Rueda, que recordó que el titular de Traballo es también número dos de los socialistas gallegos. El PP incluye en lo que califican de "póquer de la vergüenza" al entonces coordinador de Unións Agrarias (UU AA) en la Costa da Morte y actual alcalde de Muxía, el socialista Félix Porto, a cuyas órdenes trabajó la supuesta agente electoral.

María Isabel Blanco viajó a Argentina entre el 1 de abril y el 23 de mayo de 2007. Tras el viaje, UU AA "le dio dos semanas de descanso y un mes de vacaciones". Blanco tuvo contrato de diciembre de 2006 a diciembre de 2007 con la Asociación Unión de Viticultores do Castro, vinculada a UU AA.

Ricardo Varela y Félix Porto, dijo Rueda, conforman junto con el secretario general de Emigración, Manuel Luis Rodríguez, y la diputada del PSdeG Marisol Soneira, las "cuatro esquinas de este auténtico escándalo", para el que exigió explicaciones "convincentes" al secretario de Organización de PSdeG y al alcalde de Muxía.

"Falsedades"

El alcalde de Muxía, Félix Porto, considera "dentro de la normalidad" que Traballo financiase el contrato laboral de María Isabel Blanco y atribuyó a un "montaje del PP" la acusación de que esta mujer fuese su agente electoral en Argentina. Porto vinculó la denuncia a "una venganza personal" de la mujer después de que UU AA rompiese la relación laboral que tenía con ella.

Por su parte, el PSdeG acusó al PP de recurrir en este caso a "falsedades, injurias y calumnias" para ocultar el "comportamiento inmoral" de su presidente, Alberto Núñez Feijóo, en la entrega de un cheque al responsable del Centro Gallego en México, Luis Piñeiro. "El PP está respirando por la herida, bracea medio ahogado en el chapapote de la mentira", enjuiciaron los socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2008