Cerrojazo de países árabes a televisiones como Al Jazeera

22 ministros de Información adoptan normas restrictivas

Hasta ahora, los regímenes árabes luchaban contra televisiones díscolas como Al Jazeera por separado. La entrada de sus periodistas en Arabia Saudí o Túnez está, por ejemplo, prohibida. Desde mediados de esta semana, la guerra contra algunas cadenas informativas vía satélite es colectiva.

Los ministros de Comunicación de los 22 países de la Liga Árabe se reunieron en El Cairo para, explicó el titular egipcio de Información, Anes el Faqii, "adoptar una posición firme" ante las transformaciones peligrosas de la información en la región. "Algunos canales vía satélite se han apartado del camino correcto", añadió.

La "posición firme" se ha plasmado en la adopción de un protocolo en el que se insta a las emisoras a "no ofender a los líderes, ni los símbolos nacionales o religiosos". Tampoco deben "atentar contra la paz social, la unidad nacional, el orden público o los valores tradicionales".

La programación televisiva deberá ser "conforme con los valores religiosos y éticos de la sociedad árabe y tener en consideración su estructura familiar". En consecuencia, las cadenas "rehusarán emitir todo lo que pueda cuestionar a Dios, las religiones monoteístas, a los profetas y a los símbolos de las comunidades religiosas".

Los contenidos eróticos y obscenos, la promoción del tabaco y del consumo de alcohol quedan también vedados de las pantallas para "proteger la identidad árabe de los efectos dañinos de la globalización". Las televisiones que transgredan estas vagas recomendaciones podrán ver "su licencia para emitir retirada, congelada o no renovada". Su material de transmisión podrá ser incautado.

Sólo dos delegaciones árabes se han desmarcado del documento impulsado por Arabia Saudí y Egipto. La de Líbano, que acoge la sede de Al Manara, la televisión del grupo chií Hezbolá. Y, sobre todo, la de Qatar, el emirato que alberga a Al Jazeera. Alegó razones jurídicas para no sumarse a la iniciativa.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Al Jazeera transmite por varios satélites, entre los que figuran algunos como el egipcio Nilesat, a través del cual la captan numerosos telespectadores árabes. Si incumple las nuevas reglas podría ser apeada de Nilesat y sus oficinas clausuradas en los países árabes donde las mantiene abiertas.

Una presentadora de la cadena de televisión libanesa Al Manara, del grupo chií Hezbolá.
Una presentadora de la cadena de televisión libanesa Al Manara, del grupo chií Hezbolá.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS