Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncian a una inmobiliaria por estafa financiera en Sevilla

Contsa Corporación Empresarial suspende pagos

Un nuevo caso de estafa financiera, tipo Gescartera, aunque sus dimensiones están aún por dilucidar, puede saltar en Sevilla en los próximos días. El Grupo Contsa Corporación Empresarial ha sido denunciado por estafa por un ciudadano de Sevilla, Manuel Jiménez Hurtado, quien entregó 36.000 euros a la citada compañía con la promesa de recibir en un año 5.399,9 euros de rentabilidad, es decir un 15%.

La compañía ofrecía rentabilidades del 15% anual

Lo cierto es que los pagos mensuales de 490,9 euros prometidos sólo se cumplieron el primer mes. Los tres siguientes pagos mensuales no han sido abonados, y según consta en la denuncia presentada y que ya instruye el Juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla, las diversas explicaciones recibidas pusieron en alerta a este ciudadano, que asegura que hay multitud de inversores afectados, algunos con promesas de rentabilidades superiores al 15%.

Según la denuncia, la empresa citó el pasado 29 de enero a un grupo de inversores a los que un abogado en nombre de Contsa, les pidió "un voto de confianza" para regularizar los pagos en un plazo de tres meses, alegando "falta de liquidez" de la empresa.

Lo cierto es que Manuel Jiménez ha acudido con su denuncia a varios diarios sevillano, y ayer, vía e-mail, Contsa Corporación Empresarial, remitía una nota a diversos medios en la que anunciaba la presentación ante la jurisdicción mercantil de un procedimiento de concurso voluntario de acreedores. Es decir, suspensión de pagos.

La nota de Contsa afirma que "como consecuencia de la caída del mercado inmobiliario, principal actividad de la empresa, unida a las fuertes restricciones del crédito existentes en la actualidad,(...) En esta situación, la fuerte presión y exigencia de cierto sector de inversores, y su negativa a aceptar ningún tipo de moratoria (...), ha obligado a la Compañía a instar de la jurisdicción mercantil competente la incoación de un Concurso Voluntario de Acreedores".

La compañía asegura que adopta la medida para permitir bajo supervisión judicial "la satisfacción de las obligaciones económicas que la empresa tiene con sus socios e inversores ("un gran número", dice la nota), y de otro, la continuidad" de la actividad.

Asimismo, la empresa solicita nuevamente a sus socios e inversores "su comprensión ante una situación que afecta a la práctica totalidad del tejido económico nacional".

El grupo Contsa está presidido por José Salas Burzón, y tiene sus oficinas en un céntrico edificio sevillano. Aunque su principal actividad es la inmobiliaria también realiza negocios como despacho jurídico, en sanidad, y ganadería. Entre sus inversiones anunciadas destaca un hotel en El Rocío, y otras inmobiliarias en EE UU, Polonia, Bulgaria y República Checa. En 2005 facturó 7,5 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2008