Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo admite que "probablemente" lo que hizo el PP en México fue inadecuado

La ministra de Agricultura viaja a América a una semana de la campaña electoral

El presidente del PP en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, hizo ayer acopio de las acusaciones que su partido ha dirigido contra el PSdeG en materia de emigración en el último año para tratar de frenar las críticas que está recibiendo por haber entregado supuestamente un cheque de la Diputación de Pontevedra al Centro Gallego de México.

Un colaborador del líder popular actuó en nombre de la Diputación

En una rueda de prensa convocada para dar cuenta de una reunión del comité de dirección del PP, Feijóo afirmó tajante que nunca entregó al citado centro ningún "papel, folio, cuartilla o documentación". Pero sí reconoció, a renglón seguido, que "se le dio una documentación de la Diputación de Pontevedra", aunque "exclusivamente a efectos de acreditación de una subvención concedida hacía varios meses".

A instancias de los periodistas, el líder de la oposición acabó reconociendo que "probablemente fue inadecuado entregar cualquier tipo de papel" [al Centro Gallego de México]. Pese a esta declaración, Feijóo se negó a identificar cuál de los miembro de la delegación del PP que le acompañó a México hizo de correo de la Diputación de Pontevedra. Feijóo se mostró dispuesto a "aceptar cualquier tipo de crítica" pero, en su opinión, "lo que está muy claro es que de eso a entregar cheques hay una diferencia sustancial". "Yo soy un demócrata", puntualizó. "No pertenezco al tribunal de la Santa Inquisición". "Lo que no puedo aceptar son mentiras".

El presidente del PP, aseguró que nunca va "a hacer acusaciones sin pruebas" e inmediatamente enumeró las que su partido ha dirigido contra el PSdeG en el último año y que, subrayó, sí se apoyan en hechos probados: intentos de compra de votos, peticiones de apoyo utilizando fondos públicos, entrega de cheques asistenciales, mítines pagados por la Xunta, reparto de comida gratis en actos políticos y el contrato de "una diputada" con "un sueldo millonario" para regentar la delegación de Galicia en Buenos Aires.

Por si esto fuera poco, la ministra de Agricultura y candidata del PSdeG por Ourense, Elena Espinosa, dio un nuevo argumento al PP al anunciar un viaje oficial a Argentina a una semana del inicio de la campaña electoral. Un viaje que el PP califica de "electoralista y partidista".

Feijóo se escudó ayer en las dificultades legales que, asegura, entraña actuar contra acusaciones lanzadas en sede parlamentaria para justificar que no haya denunciado al PSdeG por injurias y calumnias. "Si tengo alguna posibilidad lo pondré en conocimiento de la asesoría jurídica del partido", añadió.

De hecho, el secretario de Organización de los socialistas gallegos, Ricardo Varela, volvió ayer a la carga. "Existen pruebas más que evidentes de que Feijóo entregó en nombre de la Diputación 30.000 euros al Centro Galego de México", repitió. Suplantó la personalidad de una institución y tiene que aclarar que ni él "ni ningún acompañante de la comitiva" entregó "un documento de contenido económico". De otro modo, concluyó Varela, "tendrá que presentar su dimisión".

Al debate público sobre este asunto se sumó el vicepresidente de Igualdade e Benestar, Anxo Quintana. El líder del BNG reclamó también una explicación al presidente del PP e hizo votos porque los partidos estatales "no sigan compitiendo en escándalos".

"Tiene que dar explicaciones Feijóo y tienen que cesar los escándalos", reiteró Quintana, quien sostuvo que la situación del voto emigrante es "un escándalo antidemocrático e insostenible en una democracia avanzada", informa Arcadio Silvosa.

El político nacionalista instó a los diputados gallegos a presentar, después de las elecciones y en el plazo máximo de seis meses, una propuesta de reforma del voto de la emigración que incluya la creación de una circunscripción electoral específica tanto en el Congreso como en el Senado, la depuración del censo, una regulación de las campañas en el exterior y la implantación del sistema de voto en urna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de febrero de 2008