Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG disuelve su agrupación en Cambre

La fractura de los socialistas de Cambre, uno de los principales bastiones del PSdeG en el cinturón de A Coruña, se ha consumado con la disolución de la agrupación local. La Ejecutiva Federal del PSOE, a propuesta de la dirección gallega que encabeza Emilio Pérez Touriño, resolvió hace ya una semana disolver la organización en Cambre y nombrar una gestora, con la misión de "reconstruir el partido" en un municipio gobernado por los socialistas desde hace casi 25 años, con el alcalde, Antonio Varela Saavedra, a la cabeza.

Fue precisamente la elaboración de la candidatura para las elecciones municipales de mayo de 2007, así como la gestión urbanística del veterano regidor, la que desencadenó la grave crisis interna que terminó con una escisión parcial y la disolución final de la agrupación socialista.

La ex ejecutiva local socialista de Cambre, con el respaldo de una mayoría de los militantes, se enfrentó hace un año con el alcalde por la composición de la candidatura y la inclusión de su entonces edil de Urbanismo, Andrés Arcay. Tras cuatro meses de desavenencias, en los que el regidor fue perdiendo los apoyos de los afiliados con más antigüedad, la dirección gallega del PSOE intervino para imponer, sin el refrendo de la militancia, una lista, encabezada por Varela pero excluyendo a Arcay.

Dimisión y baja

Ocurrió apenas un mes antes de las elecciones, tras una tumultuosa asamblea que terminó con la dimisión y baja como militante del secretario local y uno de los concejales más veteranos del equipo de gobierno municipal, Manuel Marante, hoy reelegido edil bajo las siglas del Partido Galeguista. El resto de sus compañeros en la dirección local del PSdeG de Cambre denunció reiteradamente las irregularidades e incumplimiento de los estatutos del partido en el proceso de elección de la candidatura electoral, en la que se impuso el criterio del alcalde "a espaldas de la militancia".

Al final, la cúpula socialista decidió resolver el conflicto con la disolución de la agrupación. La gestora, presidida por el secretario comarcal y edil coruñés Florencio Cardador e integrada por representantes de otras agrupaciones del área metropolitana, se tomará unos meses, tras las elecciones del 9 de marzo, para recomponer la organización y convocar una asamblea de militantes que elija la nueva dirección local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de febrero de 2008