Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luto en Arralde por María Luisa

La actriz Kontxu Odriozola se despide de 'Goenkale' tras 14 años de éxito

Tras 14 años en Goenkale, la actriz Kontxu Odriozola (Azpeitia, 1945) sentía que ya había dado "todo lo que podía dar" a María Luisa, su personaje en el exitoso culebrón de ETB-1. Llevaba desde el principio en la teleserie, con diferencia la más longeva de España, y no se le ocurría "cómo mejorarlo". Además, el ritmo de los rodajes es muy rápido. "Este trabajo hay que hacerlo con mucha ilusión. He ido feliz la mayoría de los días, pero llega un momento en que te cansas", declara a EL PAÍS. Así que pidió a los productores y los guionistas que le diesen "una muerte digna". Y ese día ha llegado. María Luisa fallecerá esta noche en pantalla de un ataque al corazón.

"He dado ya todo lo que podía dar al personaje", argumenta

"Me han grabado un funeral fabuloso", comenta con humor. "Voy a poder ver mi propio funeral desde casa", añade entre risas la actriz, que se despide de esta manera de un personaje "muy duro, de un temperamento muy fuerte", que ha protagonizado más de una maldad en el pueblo imaginario de Arralde. "Aunque como he hecho tantas secuencias, también he tenido la oportunidad de demostrar que cualquier personaje tiene su corazón", comenta. Y ello le ha permitido mostrar al espectador "otras claves" como intérprete dentro de la propia serie, porque tantos años en un mismo papel "encasillan".

El caso es que Odriozola ha llegado al público. "Cuando salgo a la calle parece ser que le soy cercana a la gente", apunta la actriz, quien durante todo este tiempo ha ido sumando decenas de anécdotas. Ayer mismo se le acercó un señor en la calle y le contó que un amigo suyo le había llamado el día anterior para decirle que María Luisa había muerto y estaba mirando las esquelas. El hombre tuvo que explicarle al amigo que sólo fallecía en la ficción. "Sobre todo entre la gente mayor, hay quien llega a confundir ficción y realidad. Muchas personas no conocen mi auténtico nombre".

La serie tiene en el idioma una de las claves de su éxito. Hasta que empezó a emitirse Goenkale, "el euskera que se utilizaba en ETB-1 era muy académico, muy batua, sin localismos". Y, "de golpe y porrazo, mucha gente cuya lengua materna es el euskera y vive en euskera, empieza a escuchar a personajes muy normales a los que se les entiende todo". Este uso del euskera, supervisado por el escritor Anjel Lertxundi, unido a unas tramas que se han ido adaptando a los tiempos y a la mezcla de géneros (drama, intriga, humor, amor,...) se han ido ganando el respaldo de la audiencia. Este éxito, sin embargo, no ha sido reconocido lo suficiente en los medios de comunicación de ámbito nacional, según opina Odriozola.

La actriz recuerda que el año pasado la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión otorgó a Goenkale el premio a la serie con más vida y lo calificó como el programa más destacado de los diez últimos años de ETB. "Sí, nos dieron ese pequeño reconocimiento", pero, "si no trabajas en Madrid, parece que no eres nadie" como actor.

Mientras en Arralde la muerte de María Luisa desencadenará litigios por su herencia, Odriozola mira adelante en una carrera profesional que empezó con "treinta y tantos" años, tras 17 trabajando como andereño, casada y con tres hijos. "El gusanillo de la interpretación lo he llevado dentro desde cría", confiesa la intérprete, a quien le gustaría seguir compaginando, como ha hecho en los últimos tiempos, el teatro y la televisión. Eso sí, en este último caso, y aunque sabe que es difícil, con un ritmo más pausado que el que ha llevado en Goenkale.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de febrero de 2008