Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Touriño: "El Evangelio no dice en ningún sitio que hay que votar al PP"

El líder de los socialistas gallegos arremete contra Pizarro, Botella y Acebes

"Pediría a Dios que los ilumine, que los lleve de nuevo a los Evangelios y que miren bien, porque no dice en ningún sitio que hay que votar al PP". Atrincherado en la ironía, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, dio ayer otra vuelta de tuerca a la polémica con la Conferencia Episcopal para criticar la incursión de la curia eclesiástica en la precampaña electoral.

En un acto político en Ferrol, Touriño se escudó en la retranca para insinuar que "otra posibilidad" para delimitar el campo de acción de los nuncios en elecciones sería acudir a la Junta Electoral para que "regule el papel de los obispos en la política", por si hubiera "que prohibir o no las misas" durante la jornada de reflexión y el domingo electoral.

El secretario general del PSOE gallego se subió ayer al estrado en una plaza pequeña (300 asistentes), en el centro Carvalho Calero, para presentar a César Antonio Molina como número uno por A Coruña y animar a la concurrencia a movilizarse "en la calle y en las urnas" el 9 de marzo con un objetivo claro: ser la lista más votada en la provincia por delante del PP.

Touriño anunció que no entraría en disputas verbales con los populares, pero guardó para el final varios dardos envenenados que lanzó contra el "tiburón de las finanzas", como se refirió al Manuel Pizarro, número dos del Partido Popular en Madrid. "No vamos a permitir que nos pongan al zorro a cuidar el gallinero", proclamó Touriño, recordando que "se hizo multimillonario en Endesa". "Librémonos voto a voto", solicitó, para "no permitir" que "Ana Botella este al frente del Instituto de la Mujer" o que el "ministro de las mentiras" (refiriéndose a Ángel Acebes) "nos mienta otra vez desde el Gobierno".

Minutos antes, el jefe del Ejecutivo gallego, en un discurso más bien localista dirigido al auditorio ferrolano, reeditó su "compromiso" con la comarca como "reto y desafío personal" a través del Plan Ferrol 2007-2012 que impulsa la Xunta.

Agradecido por el "inmenso honor" de encabezar la lista del PSOE por A Coruña, César Antonio Molina, se presentó ante el electorado ferrolano ejerciendo como embajador del Gobierno central. "Galicia está viviendo la mejor etapa de su historia", manifestó el ministro de Cultura, que atribuyó la carga de trabajo de Navantia "hasta el 2014" a las "gestiones directas" del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Dos protestas distintas de dos colectivos en conflicto (ecologistas y policía local) recibieron con una pitada a los mandatarios socialistas a su llegada al auditorio ferrolano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2008