Entrevista:Estrategias - Azora Europa y Lazora | CONCHA OSÁCAR

"En tres años habrá suelo para vivienda protegida"

"Soy corredora de fondo, con proyectos a largo plazo y siempre en equipo y en campo conocido", así se define Concha Osácar, pionera en varios frentes. De la mano del Grupo Pelloux y del Banco Popular, impulsó la regulación de los fondos de inversión inmobiliaria (FII) en nuestro país. Corrían los años ochenta. Una vez completada, puso en marcha el primer FII de España, el actual Santander Banif Inmobiliario. Actualmente es consejera de Azora Europa y de Lazora, dos sociedades de inversión en el sector inmobiliario. La segunda se centra en vivienda protegida en alquiler, el principal déficit español. Ya cuenta con más de 5.500 alquileres protegidos y ahora van a por 9.000 más.

Pregunta. ¿Cómo nació Lazora?

"Seguiremos comprando edificios de vivienda protegida, terminados o no, para destinarlos al alquiler"

Respuesta. En 2003 dejé el Grupo Santander, y consideramos cubierta esa etapa, apasionante [Osácar siempre habla en plural, refiriéndose a su socio, Fernando Gumuzio]. Teníamos muy claro que los alquileres asequibles era un nicho de mercado con potencial y gran demanda. Tras un año de gestación, salimos en 2004, en colaboración con Larcovi.

P. Entre los accionistas se cuentan 13 cajas de ahorros y varios fondos.

R. Este proyecto no especulativo encaja muy bien en el apartado de inversión socialmente responsable, y era idóneo para inversores institucionales, como las cajas o los fondos de pensiones, que entraron con nosotros por primera vez en este tipo de proyectos financiero-inmobiliarios a largo plazo y de bajo riesgo.

P. ¿Es un modelo blindado ante la crisis?

R. Es un producto anticíclico que cubre una clara necesidad del mercado: vivienda de calidad, en alquiler y a precios asequibles.

P. ¿Con el cerrojazo que las entidades financieras han dando sería posible hoy Lazora?

R. Precisamente el pasado mes de septiembre, para ampliar el proyecto, constituimos Lazora II con unos fondos propios de 300 millones de euros, el doble del capital que en la primera fase, para continuar desarrollando este tipo de producto. En esta segunda etapa vamos a comprometer 1.000 millones de euros.

P. ¿No han tenido problemas por escasez de suelo?

R. Hemos tenido mucha competencia en los concursos públicos de suelo, pero sólo ha supuesto el 15% de las promociones; el resto ha sido de "llave en mano" adquirido a promotores. Y pensamos seguir comprando edificios, terminados o no. Ahora hay más oferta de suelo protegido e, impulsado por algunas autonomías, habrá aún más en dos o tres años.

P. En cuanto a Azora Europa, ¿por qué ir a los países del Este?

R. Tienen un déficit de siete millones de viviendas, su economía crece rápidamente, su industria y servicios crean empleo, con lo que mejoran el nivel de vida de sus habitantes, a lo que se suma que recibirán fondos de la Unión Europea. Se están desplazando allí muchos promotores españoles con liquidez y gran experiencia en vivienda, en modelos asociativos y diversificación geográfica, y van a necesitar un socio como Azora Europa. No somos un mero socio financiero, coinvertimos y copromovemos. Hemos creado un potentísimo equipo multidisciplinar y se ha incorporado como socio Jean Marc Parnier, antiguo director general de Bouygues Inmobilier.

P. ¿Algún país en concreto o algún tipo de socio?

R. Particularmente pensamos en Polonia, por su tamaño, rapidez de crecimiento e interesantes índices macroeconómicos. También Rumania, entre otros. No descartamos ningún país, incluso de la Europa madura. Podemos asociarnos con promotores españoles, locales e internacionales.

P. Se ha "adelantado" varias veces al mercado también con los FII, que hicieron que la banca se estrenase en comercializar productos inmobiliarios. ¿Cómo llegó a este sector?

R. En los ochenta comenzaron a llegar inversores internacionales para entrar en España adquiriendo empresas nacionales. Parte de las adquiridas tenían grandes patrimonios inmobiliarios. Yo ayudaba a realizar las desinversiones inmobiliarias. He tenido siempre una visión global, a largo plazo, suerte, muy buenos colaboradores y empresas que me han dejado hacer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de enero de 2008.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50