Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La edad mínima para conducir ciclomotores se eleva a 15 años

La modificación del Reglamento de Conductores pasó ayer por el Consejo de Ministros a medio gas. La ambiciosa implantación de un nuevo permiso para conducir motos de una potencia intermedia, para el que se exigirá una experiencia previa de dos años con máquinas de hasta 125 centímetros cúbicos, se queda en la nevera por tratarse de una modificación "demasiado amplia". El Gobierno ha considerado, según fuentes de Tráfico, que es "más sencillo y más rápido" hacer otros ajustes encaminados a atajar la mortalidad de los moteros, que en 2007 aumentó un 29,8%. Eso sí, los aspirantes a circular en motocicletas de más de 125 centímetros cúbicos deberán a partir de septiembre superar un examen teórico y otro práctico en carretera.

El texto aprobado también trae un cambio en la edad mínima para conducir ciclomotores, que pasa de 14 a 15 años. Después del verano, para obtener la licencia de conducción de esos vehículos habrá que superar un examen teórico y otro práctico en circuito cerrado. La Asociación de Empresas del Sector de las Dos Ruedas ha alertado reiteradamente sobre la posibilidad de que, tras la reforma, los jóvenes decidan esperar un año, hasta los 16, para comprar una motocicleta en vez de un ciclomotor. En su opinión, al tratarse las primeras de máquinas más potentes y de conductores sin experiencia previa, aumentarían las víctimas. Los muertos en ciclomotor se redujeron en 2007 un 25,5%.

Nuevo examen teórico

El nuevo examen teórico también cambia: se permitirá un 20% de errores (hasta ahora, en caso del permiso tipo B, de turismos, se aprobaba con tres fallos, y tras la reforma se permitirán seis), pero también será más complicado porque cada pregunta podrá exigir que se marquen hasta cuatro respuestas correctas. Según fuentes de Tráfico, "no es seguro" que el cambio se produzca "este año".

La medida que entrará en vigor de forma más inmediata será la que afecta a los carnés caducados. Actualmente, si habían transcurrido cuatro años desde la fecha de pérdida de vigencia del permiso, el conductor debía volver a examinarse. Tras la reforma, sólo será necesario presentar un certificado de aptitudes psicofísicas. En cualquier caso, circular con un carné caducado es una infracción grave que está castigada con una multa de hasta 300 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2008