Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Gestación del "Museo Catalonia"

Cultura presenta su plan de museos, que prevé crear otros dos centros nacionales

"En privado, y para entendernos, lo hemos bautizado como el Museo Catalonia", confesó ayer Eduard Voltas, secretario de Cultura, tras la presentación oficial del Plan de Museos de Cataluña. Se refería, claro está, al nuevo Museo de Sociedad (título también provisional), en el que el Departamento de Cultura tiene previsto reunir tres museos ya existentes: el de Arqueología, el de Etnología y el de Historia de Cataluña.

El edificio Fórum albergará un gran centro dedicado a las ciencias naturales

Este museo tendrá como ámbito temático Cataluña, tanto en lo que se refiere a los acontecimientos históricos y a la evolución social y cultural en estos territorios como a los retos del futuro inmediato. "Abordará el pasado desde el presente", indicó ayer el consejero de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, para quien el nuevo museo será tecnológico y de nueva generación, por lo que el resultado será más que la suma de las colecciones de los tres ya existentes. Éstos, como es lógico, desaparecerán como entidades autónomas para integrarse en el nuevo discurso expositivo. Saldrá ganando a nivel conceptual el de Historia de Cataluña -cuya sede actual es de alquiler - , ya que el nuevo centro amplía y dota de una colección patrimonial a este museo creado en la época de Pujol para divulgar la esencia de Cataluña al estilo de los centros similares de Quebec y de Israel, que eran sus principales modelos. Pierden los museos disciplinares, que tendrán que focalizar su colección hacia el discurso más identitario. El de Etnología (de propiedad municipal) tiene una colección desigual con un interesante fondo de objetos japoneses y australianos, pero lleva años funcionando a medio gas; el de Arqueología (dependiente de la Generalitat) se despide, parece que de forma definitiva, de la posibilidad de ser por sí mismo museo nacional (tal como ya en 1990 establecía la Ley de Museos) y deberá pasar casi otra década sin poder mostrar en condiciones sus colecciones. Curiosamente, en 2005 la entonces consejera de Cultura, Caterina Mieras, anunció la inversión inminente de 32 millones de euros para rehabilitar su actual sede y construir un almacén fuera de Barcelona para los desbordados depósitos arqueológicos. Ayer, en el Departamento de Cultura nadie encontraba constancia escrita de esta partida, que al parecer no se ha ejecutado más allá de las reparaciones de urgencia realizadas recientemente en el tejado para arreglar unas goteras.

Según Tresserras, este nuevo museo estará ubicado en un edificio de nueva planta, a ser posible en Barcelona, en algún lugar por determinar. El consejero reconoció que han visitado la fábrica Fabra i Coats, en el Poblenou, y otros espacios y solares, aunque cuando le brillaron los ojos fue cuando indicó la posibilidad de que su sede sea el edificio que diseña Frank Ghery en la Sagrera, conocido como "la novia", en el que estaba previsto un indeterminado "museo del transporte".

Pero el Museo de Sociedad o de Catalonia no será el único museo nacional que se cree. También está previsto crear en breve el Museo de Ciencias Naturales (nombre provisional), una vieja aspiración del Ayuntamiento de Barcelona, que es el titular de los tres centros que integrarían el nuevo equipamiento. Así, el Museo de Zoología y el de Geología se trasladarían, como la parte marina del zoo, del parque de la Ciutadella a la zona del Fórum. Allí, en el edificio triángulo de Herzog y De Meuron -si los informes técnicos no lo desaconsejan-, se instalarán las colecciones de estos museos y otras procedentes del Instituto Botánico de Montjuïc.

Aunque el horizonte de funcionamiento de los dos nuevos museos es 2014, es posible que el de Ciencias Naturales, para cuya gestión se crearía un consorcio entre Generalitat y Ayuntamiento, esté listo antes. No se sabe aún qué pasará con los interesantes edificios que queden libres tras el traslado de las colecciones.

De cada museo nacional dependerá una red temática de otros museos más pequeños o lugares patrimoniales que ampliarán el discurso de la sede central. El Departamento de Cultura tiene previsto invertir 28 millones de euros en los próximos tres años (2008-2010) en los museos locales para ayudarlos a renovarse. En estos momentos existen unos 450 centros con colecciones, de los que sólo 104 cumplen las condiciones para estar en el registro de museos. Además, se creará la Red de Museos Locales de Cataluña, que se organizará a través de lo que se denomina Servicios de Atención Museística (SAM), que se situarán en un museo de la zona (uno para cada futura vegueria) y darán "asistencia primaria" a los centros de su zona.

CUATRO MUSEOS NACIONALES

- PLAN DE MUSEOS. En Cataluña habrá en 2014 cuatro museos de carácter nacional, lo que supone sumar dos nuevos a los ya existentes, que son el Nacional de Arte de Cataluña y el Nacional de la Ciencia y la Técnica de Cataluña.

- MUSEO DE SOCIEDAD. Englobará el actual Museo de Historia de Cataluña, el Museo Arqueológico de Cataluña y el Museo de Etnología, situado de Montjuïc. El nuevo centro estará situado en un edificio de nueva planta.

- MUSEO DE CIENCIAS NATURALES. Incluye los actuales museos de Geología y Zoología, situados en el parque de la Ciutadella, y el Instituto y Jardín Botánico de Barcelona, además de yacimientos paleontológicos. En principio se ubicará en el Edificio Fórum.

ORGANIZACIÓN EN RED

- TERRITORIAL. El plan prevé que cada museo nacional cuente con una o varias redes territoriales de carácter temático. Aquí entran tanto museos locales ya existentes como yacimientos, monumentos, jardines o lugares de interés patrimonial. Se exigirán unos estándares de calidad mínimos, la máxima especialización y sólo se podrá pertenecer a una red.

- MUSEOS LOCALES. Se crea esta red asistencial para distribuir recursos entre los museos de distintas administraciones locales o de entidades. La "unidad básica de asistencia" serán los Museos-Servicios de Atención Museística (SAM), que cubrirán su zona de influencia. El primero será el Museo de Lleida, pero se prevé un SAM para cada futura veguería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008

Más información