Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'ultra' Nikolic gana la primera vuelta de las elecciones en Serbia

El presidente Tadic queda segundo, castigado por Kosovo

Las elecciones presidenciales de ayer, convertidas en un duelo al sol entre las dos Serbias -la que mira al pasado y se relame las heridas reales y ficticias y la que se siente europea y derrocha energía- tendrán una segunda vuelta el 3 de febrero al no superar ninguno de los nueve candidatos el 50%. El combate no ha terminado, sólo se aplaza 15 días y se presenta muy difícil para las fuerzas democráticas.

El combate no ha terminado, sólo se aplaza 15 días y se presenta muy difícil

Tomislav Nikolic, candidato del ultranacionalista, prorruso y antieuropeo Partido Radical, ha ganado la primera vuelta con el 39,4% de los votos. En segundo lugar queda, con el 35,4%, el presidente, Borís Tadic, el hombre sobre el que la UE asienta sus esperanzas de estabilidad en los Balcanes para cuando se produzca la independencia de Kosovo, que Serbia vive como una dramática amputación en la esencia de la nación, asunto que ha monopolizado el debate electoral.

"Quiero unificar a Serbia y llevar al país por el mejor camino. Serbia ha entendido mis deseos de cambio", dijo Nikolic, traje gris, corbata gris, rostro gris y cansado, a sus entusiasmados seguidores. "Que piensen un poco los que hablaron mal de nosotros. Ahora tengo mucho trabajo. Voy a prepararme para ganar la segunda vuelta", exclamó en la sede del partido en el barrio de Zemun, un hermoso y descascarillado barrio de Belgrado en espera de tiempos mejores y de una buena mano de pintura.

Tadic, rodeado de jóvenes (a los que necesita para la segunda vuelta) agradeció los apoyos recibidos y se mostró convencido de su victoria el 3 de febrero. "No desistiremos de nuestro objetivo: una mejor vida en Europa. Queremos conquistar Europa con nuestros músicos, nuestros científicos... (...) No voy a permitir que el presidente de Serbia sea Nikolic ni que su primer ministro sea Seselj", una referencia directa al líder histórico y aún presidente del Partido Radical, juzgado en La Haya por crímenes contra la humanidad en las guerras de los noventa y cuyo proceso va muy mal para la fiscalía debido a que muchos de los testigos (mal protegidos) se han retractado o negado a declarar. Si no hubiera caso, Seselj podría regresar a Serbia a final de año. Ése es el sueño del Partido Radical.

En tercer lugar ha quedado Velimir Ilic, con un 7,3%, el candidato apoyado por Vojislav Kostunica, primer ministro coaligado con el Partido Democrático de Tadic pero que juega cada vez más en el campo de los radicales irritado por la actitud de Bruselas en la secesión de Kosovo. Del apoyo de Kostunica en la segunda vuelta va a depender en gran parte la continuidad del presidente.

Un factor clave en las próximas dos semanas va a ser la movilización de unos ciudadanos (ayer votó algo más del 60%) desencantados con sus líderes. Sólo el joven Jovanovic, de 34 años, tiene un discurso renovado y valiente: entreguemos al general Ratko Mladic a La Haya, Kosovo a los albaneses y dejemos de ser unos parias internacionales. Es la voz que clama en el desierto. Ayer consiguió un 5,5% de los votos, pero no todos pasarán a Tadic, de quien no se fían.

"No espero nada de estas elecciones. Lo que me apetecía era no votar, pero al final lo he hecho porque no quiero que ganen los que no deben ganar", aseguraba a mediodía Nada, mujer de 53 años, prototipo del votante irritado con Tadic, a quien considera poco decidido. Tadic va a tener que movilizar a cada Nada que hay en Serbia y pelear cada papeleta si quiere vencer. Su colchón es, según los analistas, menor a los 40.000 votos. La supresión de los visados para los serbios por parte de la UE podría ser la varita mágica que obrara el milagro de última hora, aunque está por ver si todos estos gestos desesperados llegan demasiado tarde y no causarán el efecto contrario al deseado.

Alta participación

- El 61% de los votantes acudió a las urnas, una cifra inusualmente alta respecto a otras elecciones en Serbia.

- El candidato del ultranacionalista y prorruso Partido Radical, Tomislav Nikolic, venció con el 39,4% de los votos.

- El segundo candidato es el actual presidente, Borís Tadic, favorable a la integración en la Unión Europea, que obtuvo el 35,4% del voto.

- La segunda vuelta se celebrará el próximo 3 de febrero, ya que ninguno de los nueve candidatos ha conseguido más del 50% de los votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2008

Más información