Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López arranca la precampaña con ataques al PNV y al PP

Dice que los peneuvistas llevarán su crisis a la sociedad

El PSE celebró ayer en Vitoria el primer acto de la precampaña electoral repartiendo ataques a sus dos principales adversarios políticos, el PNV y el PP, para la cita del 9 de marzo, en la que aspira a convertirse en el partido más votado en Euskadi.

El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, aprovechó la presentación de las listas al Congreso y al Senado para acusar al partido de Iñigo Urkullu de trasladar a la sociedad su propia crisis interna. "Respaldando al lehendakari y su hoja de ruta, lo único que va a conseguir es trasladar a la sociedad vasca el enfrentamiento y la división que ya ha llevado al seno de su partido", dijo. De los populares lamentó la oposición "miserable" que han construido "a base de mentiras".

López fue el último en intervenir en el salón de un céntrico hotel de Vitoria, junto a los principales candidatos de su partido que pugnarán por un asiento en el Congreso y el Senado. Ramón Jáuregui y Javier Rojo, por Álava; Eduardo Madina y Lentxu Rubial, por Vizcaya y Miguel Buen Lacambra y Alberto Buen, por Guipúzcoa.

El líder socialista aludió a los conflictos que han tenido tanto el PP como el PNV para elaborar sus listas y su estrategia electoral. Los populares, apuntó, estaban ventilando otros asuntos bajo la apariencia de confeccionar la lista de Madrid al Congreso, que ha provocado la marginación del alcalde Alberto Ruiz Gallardón. "Ya jugaban a la sucesión del líder", señaló en referencia al alcalde de Madrid y a Esperanza Aguirre, "y han hecho desaparecer a lo más presentable de sus filas". También descalificó el debate de los nacionalistas respecto de una posible coalición para el Congreso que finalmente ha fracasado: "Otros", censuró, "han barajado todas las coaliciones posibles sólo para que el PSE no ganara en Euskadi".

Sin embargo las palabras más duras contra los populares fueron las de Javier Rojo, quien descalificó al PP para gobernar porque "no se merece ningún respeto quien no respeta". Rojo recomendó al PP que se someta a "una cura de desintoxicación de rencor" y a su número por Madrid, Manuel Pizarro, que cambie "su mala educación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de enero de 2008