Reportaje:Fin de semana

Tambores cercanos

Gaztelubide cumple 75 años abriendo una vez más el día de San Sebastián

El origen de la Tamborrada donostiarra se remonta a 1836, pero fue casi un siglo más tarde cuando la sociedad gastronómica Gaztelubide marcó "un antes y un después" en la celebración del patrono de San Sebastián. La noche del 19 de enero de 1934, justo después de dar por inaugurada la sociedad con una cena, los tamborreros de Gaztelubide decidieron acudir a la plaza de la Constitución, donde estaba el Ayuntamiento, y amenizar allí con sus redobles la izada de la bandera de la ciudad. Hoy siguen protagonizando este acto.

"Gaztelubide marcó el comienzo de una etapa dentro de la historia de la fiesta", ya que "instauró un arranque que no existía", remarca el cronista donostiarra Javier Sada. Y es que hasta 1924 no se realizaba ni izada ni arriada de la enseña. "Había una diana y punto". Ese año, el ordenanza municipal empezó a levantar la bandera solo, sin compañía. Tres años más tarde se unió la banda de txistularis.

"Representa la vida popular donostiarra", dice su presidente

Con estos antecedentes tomó la plaza la tamborrada de Gaztelubide en 1934. Allí regresó en 1935 y el gesto de izar la bandera se hizo oficial de la mano del entonces alcalde, José María Paternina. Esta noche la sociedad no faltará a la cita. Volverá a redoblar al son de la Marcha de San Sebastián, aunque en esta ocasión lo hará acompañado de las voces del Orfeón Donostiarra para celebrar sus 75 años.

Gaztelubide "representa la vida popular donostiarra", sostiene su presidente desde hace 22 años, José Antonio Salas. Y es cierto que la sociedad ha mantenido a lo largo de estos tres cuartos de siglo la tradición de la Tamborrada, la gastronomía -además de la cena de San Sebastián, organiza la del 14 de agosto, víspera de la Virgen, el Día de la Verdura o el Sagardo Eguna- y la música -creó el Orfeón de la Castaña-.

También es verdad que Gaztelubide es una entidad en la que sólo pueden ser socios los hombres, lo que limita la presencia de mujeres en su seno. Pueden entrar a comer todos los días desde hace ya más de tres décadas, pero a cenar sólo el 20 de enero por la noche, y desde hace unos pocos años. "Las sociedades son de los socios y cada una se rige por unos estatutos", argumenta su presidente frente a quien pueda criticar estas normas. Aunque "a lo mejor el año que viene o cuando sea decidimos en asamblea que las mujeres entren a cenar todos los días, quién sabe", comenta, porque no se le escapa "la evolución de la sociedad" en general.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ese cambio se hizo notar hace dos años en su tamborrada, hasta ese momento masculina. Amparándose en la ley de Igualdad, el Ayuntamiento dejó entrever a los socios que o sumaban mujeres a la compañía o se arriesgaban a perder el privilegio de protagonizar la izada. "Nos vimos un poco forzados", admite Salas. Incorporaron a 12 aguadoras. Este año habrá 16.

Entre ellas estará Nerea Matilla, de 27 años, hija de un socio y que evita entrar en polémicas. "La sociedad evoluciona, y las tradiciones, con más o menos presiones, también. Me siento muy orgullosa de salir, pero si Gaztelubide hubiera decidido que la mujer no saliera, no habría puesto mayor objeción, porque actualmente, si queremos salir en una tamborrada, tenemos opción", sostiene.

"Gaztelubide ha sabido mantener la tradición y transformar esa tradición en bien del civismo y la buena imagen de la ciudad", sentencia el concejal de Cultura, Ramón Etxezarreta.

La historia de esta sociedad, en cualquier caso, está ligada a la crónica política, social y cultural de la ciudad. Su tamborrada (tampoco las demás), no pudo salir en 1969 ni en 1971 debido al estado de excepción decretado. Y las tensiones políticas han valido a los tamborreros más de un huevazo dirigido a las autoridades durante la izada.

Pero Gaztelubide guarda recuerdos más gratos, como la visita del actor Kirk Douglas durante el Festival de Cine. O la del poeta Federico García Lorca, inmortalizada con una dedicatoria en su libro de recepciones. Allí podría estar también la rúbrica del torero Manolete, pero alguien se la llevó.

Qué hacer en la fiesta de San Sebastián

- Esta noche, las sociedades gastronómicas organizarán la tradicional cena de la víspera de San Sebastián.

- A las 23.55, la tamborrada de Gaztelubide protagonizará la izada de la bandera txuriurdin en la plaza de la Constitución, junto al Orfeón Donostiarra.

- A partir de la medianoche, y durante 24 horas, un centenar de tamborradas de adultos inundarán los barrios.

- A las 12.00 de mañana partirá de Alderdi Eder la Tamborrada Infantil con 4.666 niños y niñas.

- A las 18.00, homenaje en Alderdi Eder a Plácido Eceiza, fallecido en 2007, como impulsor de las tres tamborradas de la Peña Anastasio (Femenina, Juvenil y Senior).

- La tamborrada de la sociedad Ollagorra iniciará a las 20.30 la bajada desde la Batería de las Damas del monte Urgull en medio de la oscuridad y alumbrada por antorchas.

- A las 21.00, en la Bretxa, la compañía de la sociedad Unión Artesana simulará un bombardeo con incendio, que recordará el ataque inglés a la ciudad.

- La Unión Artesana recalará a las 23.40 en la plaza de la Constitución para despedir la fiesta con la arriada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS